Skip to main content

Las búsquedas de Google muestran un aumento de la preocupación de los usuarios por su seguridad: ¿sabes si tu contraseña es segura?

No te dejes engañar: estos son los trucos que usa el phishing para obtener tus datos

09/02/2021 - 13:39

Los ataques phishing o la robustez de las contraseñas son algunas de las búsquedas que más crecieron en Google relacionadas con la seguridad de la red. 

Hoy es el Día Internacional del Internet Seguro, una fecha perfecta para plantearnos hasta que punto debemos mejorar los sistemas de protección a la hora de navegar por internet. Las búsquedas de Google muestran cómo los usuarios están cada vez más concienciados de los peligros que pueden encontrar en la red. 

La piratería y las estafas se volcaron con la llegada de la pandemia. El confinamiento derivó en un mayor tráfico, muchos más usuarios refugiados en sus casas trabajando o buscando contenido e información sobre el virus sin las medidas de seguridad correctas. Situación que los piratas informáticos aprovecharon para lucrarse. 

En países como España, Italia o Reino Unido las búsquedas en Google sobre los ataques phishing alcanzaron niveles récord y el doble de personas que en años anteriores usaron este buscador para consultar si su contraseña era lo suficientemente segura.

En Computer Hoy solemos alertar sobre las principales estafas y campañas de phishing que circulan por la red, como este mensaje que se hacía pasar por Amazon. También puedes encontrar en este contenido las principales señales que nos alertan que estamos ante una trampa. Pero si lo que te preguntas es cómo reforzar tus contraseñas, aquí van unos cuantos trucos: 

  • Cuánto más extensa mejor: Una regla de oro para las contraseñas es que tengan al menos ocho caracteres, ya que cuanto más larga sea, más difícil será de hackear.
  • Usa código aleatorios: Ya sabemos que estos son difíciles de recordar, pero te recomendamos  añadir aleatoriamente letras, números y símbolos mezclados en mayúsculas con tu contraseña en minúsculas.
  • Faltas de ortografía: Puede parecer una vulgaridad, pero si utilizas nombres o frases que te sean fáciles de memorizar, intercala consonantes, usa formas verbales mal construidas y añade caracteres especiales por el medio para enredar aún más la clave.
  • Evita obviedades: Seamos originales y desechemos de una vez las claves más comunes como “abc1234”, “123456789”, “contraseña”, “qwerty”, “111111”, “admin”, “iloveyou” y “aaaaaa”. 
  • Cambia las contraseñas cada año: tener la misma contraseña para todas las aplicaciones y servicios durante más de cinco años es un error muy grave que cometen muchas personas. 
  • Utiliza un gestor de contraseñas: si la cabeza no te da para tanta clave y códigos diferentes, tu mejor aliado será un gestor de contraseñas. Aplicaciones como LastPass cuentan con una seguridad muy fuerte y sirven de libreta para consultar todas las claves en cualquier momento. 

Además de tener una contraseña fuerte, es importante protegerla. Aprender a reconocer cuando estamos entrando en una web que no es muy segura o tener claro que las contraseñas nunca deben indicarse en mensajes de texto o por teléfono son otros trucos muy necesarios para no darles nuestras credenciales a los ciberdelincuentes.