Skip to main content

La cadena Uniqlo reemplaza el 90% del personal de un almacén por robots

almacen robots
The Japan News

15/10/2018 - 18:51

Uniqlo, una cadena de tiendas de ropa y complementos con sede en Japón, ha sustituido por robots al 90% de los trabajadores de uno de sus almacenes en Tokio.

Que los robots van a destruir determinados puestos de trabajo es un debate que lleva abiertos desde hace unos años. El avance de la tecnología y la robótica ha permitido el desarrollo de sistemas que pueden llevar a cabo algunas labores de una forma más rápida y eficaz que los humanos. Esto resulta especialmente patente en determinadas tareas monótonas y repetitivas, que un robot las puede realizar en menor tiempo y minimizando los errores. 

Estos han sido los motivos que han llevado a los analistas a augurar que para 2035 los robots le habrán quitado el puesto al 47% de los trabajadores, aunque otros consideran que hay empleos que difícilmente podría hacer un autómata y que resulta bastante improbable que las máquinas vayan a reemplazar sustituir por completo a los humanos.

No obstante, sí parece claro que la introducción de los robots en el ámbito laboral no se puede frenar y en el futuro los encontraremos desempeñando cada vez más tareas. Un buen ejemplo lo encontramos en el almacén de la cadena Uniqlo ubicado en el distrito de Ariake en Tokio, donde el 90% de la mano de obra ha sido reemplazada por robots. 

De acuerdo con la compañía, el sistema robótico inició su actividad la semana pasada y realiza de manera automática tareas como inspeccionar y clasificar las prendas, etiquetar y envolver la ropa para su envío, transferir los productos desde el almacén a los camiones, leer las etiquetas electrónicas de los artículos o confirmar la cantidad de productos en stock, entre otras funciones. De esta forma, tan solo una pequeña parte del trabajo del almacén tiene que ser realizada por operarios humanos.

Los robots podrían contribuir a destruir empleos y bajar salarios

Uniqlo desarrolló su sistema robótico automatizado en colaboración con Daifuku Co, una compañía japonesa de equipos de manejo de materiales, y su intención es implantarlo en sus almacenes de todo el mundo. No obstante, no se trata de algo barato, ya que la automatización de cada almacén tiene un coste que puede oscilar entre los 9 y los 90 millones de dólares.