Skip to main content

Los centros de datos sumergidos de Microsoft obtienen grandes resultados tras dos años de pruebas

centro datos microsoft

15/09/2020 - 08:55

Project Natick, el plan de Microsoft para probar centros de datos en el fondo del océano, empieza a mostrar sus resultados, y son bastante positivos.

Han pasado dos años desde que publicamos la noticia en la que se anunciaba el inicio de Project Natick. El objetivo era iniciar unas pruebas para instalar centros de datos en el fondo de los océanos y fue un proyecto muy ambicioso que proyectaba casi 900 infraestructuras. Ahora están empezando a analizarse los resultados y son mejores de lo esperado.

Poder instalar los servidores en el fondo del océano no es un capricho, ofrece la oportunidad de usar energías renovables para mantenerlos, incluida la obtenida por las propias corrientes marinas, el agua sirve como refrigerante ante las temperaturas que suelen coger, permite que estén más cerca distintas poblaciones para mejorar el rendimiento... En definitiva, multitud de ventajas.

Microsoft ha analizado uno de los centros de datos que ha estado sumergido durante dos años a 35 metros de profundidad y han calificado los resultados como un éxito.

Para analizar los resultados han comparado su estado con uno idéntico instalado fuera del agua. El que estaba sumergido solo ha sufrido una octava parte de fallos en comparación con el de la superficie. Pero en general han notado un ahorro en cuanto a su mantenimiento y menor número de problemas de infraestructura.

centro de datos microsoft

A nivel energético resulta más eficiente este centro de datos sumergido, aunque exija de mayores complicaciones en caso de averiarse por motivos obvios y todo el desembolso que se necesita para rescatarlo a la superficie.

De momento van a proseguir con el proyecto y se abre la puerta a unos centros de datos que no deberían dañar el fondo del mar y ser mucho más sostenibles y baratos. Queda mucho por investigar y seguramente buscarán el modo de implementar nuevas tecnologías para mejorar todavía más el rendimiento y construir infraestructuras que se vean menos afectadas por el agua.

Project Natick puede marcar un cambio de perspectiva importante en todo el sector tecnológico. Veremos cómo evoluciona en el futuro, pero encaja a la perfección dentro de las distintas tendencias para incorporar una mayor sostenibilidad a este tipo de empresas.