Skip to main content

Certificado digital, DNI electrónico, firma digital o firma electrónica: diferencias y para qué sirve cada una

Firma digital

03/10/2021 - 08:10

Demostrar la identidad en Internet es vital para poder realizar trámites oficiales. El problema es que existen varios métodos diferentes, todos ellos bastante confusos. Vamos a intentar explicarlo.

Llevamos a cabo muchas actividades en Internet. En la mayoría no hace falta revelar la identidad. En otras se exige algún dato personal. Pero en los trámites oficiales, tienes que demostrar que eres tú la persona física que está solicitando ese trámite.

Para ello se utiliza la firma digital, pero también el certificado digital, el DNI electrónico, el sistema Cl@ve, etc. Son términos confusos, algunos se solapan entre sí, y cada uno sirve para una cosa diferente.

Vamos a ver cuáles son sus diferencias, cómo podemos conseguirlos, y para qué podemos usarlos.

En muchos casos, se usan nombres diferentes que pueden ser confusos. En otros, se trata de la misma cosa. Por ejemplo el DNI electrónico en realidad es un certificado digital, pero también tiene formato físico.

Por eso es importante entender cada término, para evitar confusiones.

Certificados y firmas digitales

Así funciona

Todos estos sistemas se basan en la misma idea: tienes que presentarte en un organismo oficial para demostrar que eres tu, con tu DNI u otro documento identificativo.

Este organismo puede ser una comisaría, la Seguridad Social, la Fábrica Nacional de Moneda y Timbre, la Agencia Tributaria, etc.

Firma digital

Te identifican y te otorgan un certificado o una clave única, que solo conocerás tu.

Cuando uses ese certificado o clave, entonces te habrás identificado inequívocamente, pues nadie más lo tiene.

¿Dónde puedo usar los certificados y firmas digitales?

Son necesarios cuando tienes que realizar trámites oficiales con organismos del Estado, o firmar contratos con empresas.

Por ejemplo, para pedir información a la Seguridad Social o Hacienda, para hacer la Declaración de la Renta por Internet, para apostar online, para pedir un crédito a un banco, etc.

Cualquier trámite en el que pidan demostrar tu identidad por Internet.

Es el propio interesado el que te dirá el tipo de identificación que acepta.

Cuidado, ¡caducan rápido!

Los certificados digitales y el DNI electrónico tienen unas claves que caducan cada cierto tiempo. Normalmente cada 24 meses, pero algunos certificados pueden durar solo unos meses.

Por eso hay que renovar las claves. En algunos casos se puede hacer por Internet. En otros, tienes que ir a un organismo oficial e identificarte con tu huella dactilar en unas máquinas que hay para esta tarea.

 Actualizarán las claves del DNI o te darán otra clave personal, y podrás seguir usándolo otro año más.

Qué es la firma digital o electrónica

La firma electrónica o firmal digital es el tipo más básico de identificación online. Es el equivalente a la firma con bolígrafo de toda la vida. 

Se trata de un término muy amplio y algo difuso, porque se llama firma digital a muchas cosas diferentes. Según la empresa, aceptan como firma digital cosas muy distintas.

Por ejemplo, en alguno casos es una clave que te dan si envías una fotocopia del DNI. En otros tienes que enviar el DNI y un selfie.

Hay empresas que exigen grabar tu voz, o la asocian a cierto dato único de tu móvil. O bien te exigen instalar una app.

Todos estos métodos tienen en común que, por regla general, tienes que identificarte, pero no es obligatorio la presencia física. Puedes identificarte con un selfie, la voz, una clave de hardware, etc., sin necesidad de presentarte físicamente en un lugar.

Ten en cuenta que muchos servicios llaman firma digital al certificado digital. Así que tendrás que completar los trámites de certificado que explicamos más adelante.

¿Para qué sirve?

Puesto que es un sistema de identificación menos extricto que un certificado, los trámites en los que aceptan firma digital son más limitados.

Por ejemplo se usa para apostar online, para contratar ciertos servicios de empresa, para pedir cita con la Seguridad Social, el médico, o Hacienda, para consultar ciertos datos básicos públicos, para pagar online, etc.

En cambio, no sirve para trámites más serios y privados, como consultar tus datos fiscales, pagar o cobrar dinero de Hacienda, pedir un préstamo importante al banco, etc.

Para todo esto necesitarás un certificado digital o en DNI electrónico.

¿Cómo se consigue una firma digital?

Como hemos visto, depende un poco de la empresa que acepta firmas digitales.

Por ejemplo, creando una cuenta con tus datos, enviando un escaneado del DNI, con un selfie, acudiendo al comercio, con una llamada telefónica, recibiendo un SMS en el móvil, instalando un software, etc.

Qué es el certificado digital

El certificado digital es una versión un poco más sofistacada de la firma digital.

La gran diferencia es que el certificado exige que te identifiques de forma presencial en un organismo oficial de autentificación del Estado. En España es la Fábrica Nacional de Moneda y Timbre.

Agencia Tributaria Móvil

Ese organismo comprueba que eres tú, y una máquina emite una clave aleatoria que solo conocerás tu, porque te la entregan con un sobre sellado.

Esta clave no es el certificado. En realidad dicho certificado digital es una serie de datos encriptados que se instalan en el ordenador o móvil.

Te conectas a una web que te ha dado el emisor, descargas el certificado usando dicha clave para identificarte, y quedará instalado en tu dispositivo.

Cuando un servicio te pida el certificado, lo localizará en el ordenador y lo usará automáticamente.

Por supuesto, si borras el certificado o el sistema operativo del dispositivo, o lo actualizas, puedes perder el certificado. En ese caso deberás volver a instalarlo, repitiendo el anterior paso.

¿Para qué sirve?

Un certificado digital solo se obtiene cuando el emisor de ese certificado ha comprobado que eres tú físicamente, con tu DNI, así que se considera el sistema de identificación más fiable.

Por eso el certificado electrónico se emplea en los trámites más importantes: entrega de la Declaración de la Renta, firma de prestamos en los bancos, cambios en los datos fiscales, renovación de documentos, y otras tareas.

¿Cómo se consigue un certificado?

En España los certificados digitales los emite la Fábrica Nacional de Moneda y Timbre, a través de su servicio CERES.

Si entras en la web verás un manual en donde explican todos los pasos, así como el botón para pedir o renovar el certificado digital:

CERES

Al registrar los datos, obtendrás un código.

También verás un mapa con las oficinas de certificación más cercanas al lugar en donde vives. Tienes que acudir a una con algún documento que te identifique, como el DNI, y el código que te han dado.

Una vez que te han identificado, obtendrás otro código e instrucciones para descargar el certificado en tu ordenador.

Cuando lo instales, los servicios que lo necesiten lo reconocerán y lo usarán automáticamente.

Recuerda que el certificado caduca, así que tendrás que renovarlo acudiendo a la web de CERES.

El sistema Cl@ve

Las administraciones públicas españolas usan un certificado digital especial llamado Sistema Cl@ve. Es una alternativa al DNI electrónico para las personas que aún no lo tienen, o si no quieres usar lector de DNI para tus trámites con la administración, por ejemplo.

Este sistema exige registrarte en la web de Cl@ve. Para ello necesitas un certificado electrónico, el DNI electrónico, o recibir una carta con un código en el domicilio que tienes registrado en Hacienda.

Tras el registro recibes un Cl@ve PIN, que te permite realizar trámites básicos, como pedir una cita médica, consultar datos del ayuntamiento, etc.

Para trámites más importantes o cuando accedes muy a menudo a los servicios de la Administración, hay que conseguir una Cl@ve Permanente, que se obtiene en la misma web. No caduca tan rápido como la Cl@ve PIN.

En algunos casos, al usarla recibirás un código en el móvil, que debes introducir.

Sistema Cl@ve

Finalmente está la Cl@ve Firma, que se usa para firmar documentos.

Se obtiene usando la Cl@ve permanente, y solo es necesaria si en algún trámite de la administración tienes que firmar algún documento, demostrando que eres tu.

Qué es el DNI electrónico

El DNI electrónico es como el DNI de toda la vida, es decir, el Documento Nacional de Identidad en forma de tarjeta. La diferencia es que esa tarjeta tiene un chip en su interior que se puede leer con un lector de NFC.

Este chip contiene todos los datos del DNI físico (nombre, lugar de nacimiento, edad, etc.), y además una serie de claves encriptadas únicas, que se usan para identificarte online.

DNI

En realidad el DNI electrónico es un certificado digital, que también tiene versión física (el DNI físico). En la gran mayoría de trámites que te exijan un certificado digital puedes usar el DNI electrónico, porque es lo mismo.

Ten en cuenta que para usar el DNI con tu ordenador o móvil, necesitas un lector de DNI, que apenas cuestan 9 euros en Amazon:

DNI electrónico

Este lector se conecta a través de un puerto USB.

Otro dato importante que hay que saber, es que han existido diferentes versiones, que van añadiendo nuevas funciones: DNI 2.0, 3.0, etc.

Actualmente se está emitiendo el DNI 4.0. Incluye novedades como poder llevar el DNI en el móvil y así no tienes que llevar la tarjeta fisica. También se incluyen los datos en varios idiomas, y varias herramientas comunes para toda la Unión Europea.

¿Para qué sirve?

El DNI electrónico, como el certificado digital, solo se puede obtener si te has identificado físicamente ante un organismo oficial.

Por tanto tiene la máxima validez a la hora de hacer un trámite online. Se usa para las tareas más importantes: entregar o consultar tu declaración de la renta, pagar deudas o multas al Estado, o cobrar dinero de él. Para obtener información médica personal, para consulta información confidencial, pedir un crédito al banco, y mucho más.

¿Cómo se consigue el DNI electrónico?

Ya no existe diferencia entre el DNI electrónico y el físico. Ahora cuando vas a tramitarlo, te dan los dos.

No puedes pedir un DNI electrónico como tal. Si no lo tienes, debes esperar a que te toque renovar el DNI, para que te den el electrónico.

También puedes perderlo, y acudir a una comisaria para denunciarlo, con lo que te tramitarán uno nuevo, y ya será electrónico.

Del mismo modo, si tienes un DNI 2.0 o 3,0, no puedes pedir que te den el DNI 4.0. Tienes que esperar a la renovación... o decir que lo has perdido... Quizá tengas que pagar una multa por pérdida, pero es pequeña.

Para obtener este DNI electrónico, debes acudir a la comisaría más cercana en donde tramiten este documento, ya que no todas las comisarías lo hacen.

El DNI se puede renovar por Internet, o al menos pedir la cita. En esta tarjeta explicamos cómo hacerlo:

DNI electrónico

Cómo renovar el DNI por Internet

Si llega la hora de renovar el DNI, o incluso te ha caducado por un descuido, puedes realizar la mayoría de los trámites por Internet. Obtendrás toda la información que necesitas y ahorrarás mucho tiempo. Te explicamos cómo hacerlo.

Como hemos comentado, las claves del certificado digital que contiene el chip del DNI caducan a los 30 meses.

Hay que acudir a una comisaria y usar una máquina que renovará estas claves automáticamente, cuando te identifiques con tu huella dactilar.

Hemos visto qué son el Certificado digital, DNI electrónico, firma digital o firma electrónica, y para qué sirve cada una.

Y además