Skip to main content

Cherry Viola, el nuevo switch de Cherry que quiere revolucionar los teclados mecánicos

Cherry Viola

13/01/2020 - 22:22

La mayoría de los teclados de ordenador son teclados de membrana: literalmente, una capa de goma con circuitería que recoge las pulsaciones. Es una tecnología barata y fiable pero tiene limitaciones, como la imposibilidad de registrar muchas teclas al mismo tiempo, o la fuerza de la pulsación. Por eso muchos usuarios, principalmente gamers y profesionales del tecleo, utilizan teclados mecánicos. Para todos ellos esta es una de las noticias más relevantes de la última década: el mítico fabricante Cherry ha presentado un nuevo switch llamado Viola, que pretende revolucionar los teclados mecánicos.

Un switch es el mecanismo que hay dentro de una tecla, encargado de registrar la pulsación. En un teclado mecánico cada tecla es independiente, e incluso se pueden mezclar diferentes tipos de switch es un mismo teclado. Es muy importante porque el switch es el que define cosas como la velocidad de pulsación, el ruido que se hace al pulsar la tecla, la fuerza que hay que imprimir, etc. Existen diferentes switches según vayas a usar el teclado para jugar, para teclear, por la noche, etc. Y dentro de cada grupo, si te gusta más o menos resistente, más o menos ruido, con retroalimentación, etc.

En 1983 la marca Cherry presentó sus míticos switch Cherry MX, y desde entonces se han convertido en la referencia. Casi 40 años después aún siguen siendo los más demandados. Pero algunas de sus patentes han expirado, así que muchas marcas chinas las han copiado, y han sacado sus propios teclados compatibles Cherry, más baratos. Para recuperar la hegemonía Cherry ha presentado en CES 2020 su nuevo switch Cherry Viola, que pretende revolucionar los teclados mecánicos.

Cherry Viola rompe con la gama Cherry MX, que ha estado vigente durante casi 40 años. Prescinde por completo del caucho y sorprende con un switch que no tiene soldaduras. Se puede insertar y extraer de la placa del teclado fácilmente.

Está fabricado con plástico POM que se autolubrica y es parcialmente transparente. Esto hará las delicias de aquellos que les gusta las luces LED bajo las teclas.

Otra característica importante es que contacta con la placa mediante un diseño en forma de V, con dos contactos al mismo tiempo. Además tiene menos componentes, así que en teoría debería ser más fiable y con una menor tasa de fallos.

Finalmente, gracias a sus materiales y tecnología de fabricación Cherry Viola es más barato de fabricar que los Cherry MX. Los teclados con switches Cherry Viola costarán entre 50 y 100 euros, frente a los Cherry MX actuales que se pueden ir fácilmente a los 150 o 200 euros, e incluso más.

Su único hándicap es que no son compatibles con los teclados Cherry MX, ya que necesitan una nueva placa. Tendrás que comprar un nuevo teclado si quieres usarlos.

Con Cherry Viola la mítica marca alemana intenta generar nuevas patentes que no puedan ser copiadas, y al mismo tiempo competir en precios con los teclados mecánicos chinos. Veremos cómo reaccionan los usuarios....