Skip to main content

China sigue poniendo trabas y ahora todos los comentarios deberán ser aprobados antes de su publicación

China sigue poniendo trabas al mundo de Internet, ahora es el turno de los streamers y los menores

20/06/2022 - 12:10

La Administración del Ciberespacio de China ha anunciado una política que exige que todos los comentarios realizados en sitios web sean aprobados antes de su publicación.

China continúa con las restricciones y nuevas normativas para el control de las plataformas y redes sociales, asegurando buscar prevalecer los valores socialistas y el control infantil.

El regulador chino de Internet recientemente publicó unas directrices que buscan "proteger" aún más a sus menores de los peligros de Internet, relacionadas con el uso de plataformas como Twitch.

A mediados de abril de este año también anunciamos una cierta apertura, en este caso al mundo de los videojuegos, ya que, tras el congelamiento por parte del gobierno chino de nuevos juegos para su lanzamiento en el país, Pekín volvió a conceder nuevas licencias a 45 títulos.

Esta decisión gubernamental volvió a llenar de oxígeno a empresas que casi rozaban la quiebra y se intuyó cierta apertura institucional ya que el régimen siempre ha sido muy conservador con estos sectores.

Sin embargo, esto solo fue un pequeño rayo de luz en la oscuridad. Esta nueva política nace con los mismos objetivos que el resto: que Internet en China sea más segura y represente mejor los intereses de los ciudadanos. 

La Administración cree que esto sólo puede ocurrir si se revisan los comentarios para que lleguen a la red aquellos que promuevan los valores socialistas y no generen disputas.

Shein

Qué es Shein y cómo funciona la tienda china de la ropa barata online que amenaza a Zara, Primark o H&M

Para esto, en la normativa se especifica que los editores deberán contratar equipos de revisión, que se encargarán de mirar todos y cada uno de los comentarios antes de que se publiquen y, si detectan información no apta, deberán informar a la Administración.

Por supuesto, el documento recoge la necesidad de que las plataformas con comentarios recojan la identidad real de los usuarios para establecer una denuncia de una forma sencilla, si fuese necesario.

Estos también podrán denunciar a otros en caso de ser conocedores de comentarios fuera de lugar que perjudican el buen ambiente de la plataforma o red social.

Japón, por ejemplo, ya se ha puesto manos a la obra con el aspecto de los insultos en redes sociales,  con penas de cárcel de hasta 1 año

Veremos finalmente hasta dónde les lleva todo este tipo de cambios y restricciones. Muchos hablan de una total falta de libertad de expresión, algo que, por ejemplo, se trata de incentivar en redes como Twitter, y otros de un mal menor por el que hay que pasar si queremos que la sociedad no se corrompa más aún.

Y además