Skip to main content

China lanza el último satélite para activar su propio sistema de navegación ajeno al GPS estadounidense

Beidou satélite

Redacción Computer Hoy

23/06/2020 - 09:43

Estados Unidos, Rusia, la Unión Europea y China pueden utilizar sistemas de navegación distintos desde hoy tras el lanzamiento del satélite ha realizado este último país y que activa Beidou.

El conocido sistema de navegación GPS es propiedad de Estados Unidos y lo que esto conlleva ha generado suspicacias desde sus inicios. Tanto es así que en la Unión Europea ya se cuenta con el sistema Galileo, en Rusia con GLONASS y en China acaban de lanzar el último satélite para activar Beidou.

Al igual que está ocurriendo con el 5G, las fuertes polémicas y los bloqueos que existen, los grandes países no quieren depender de tecnología ajena y en China trabajan desde hace tiempo en el sistema de navegación Beidou. Para lograrlo se han lanzado 55 satélites en dos décadas y el último, con el que consideran creado el sistema, se ha puesto en órbita hace unas horas.

El lanzamiento se ha realizado desde el Centro de Satélites Xichang, en la provincia de Sichuan, y no ha sufrido ningún percance. Pero para llegar hasta este momento han pasado muchos años.

El proyecto empezó a coger forma a mediados de los años 90 y ha pasado por tres fases distintas. Mientras que las dos primeras lograron cobertura en China y la zona de Asia más cercana al Pacífico, ahora será un sistema que ofrecerá cobertura global.

Durante las dos primeras fases se lanzaron 30 satélites, que pasarán a formar parte de la cobertura mundial que ofrece la tercera versión de Beidou para sumar los 55 satélites necesarios. Tras conectar toda la red empezará a implementarse su uso en dispositivos fabricados en China que dejarán de lado GPS para migrar a Beidou.

Según la información recogida por CNET, además de China, países como Kuwait, Uganda o Tailandia ya están usando Beidou. Ahora, con el sistema de navegación listo para ser utilizado en todo el planeta, lo más probable es que se multiplique su uso en otra muestra más del creciente dominio que está obteniendo la tecnología china.