Skip to main content

China usa la realidad virtual como tratamiento contra las drogas

La naranja mecánica

01/08/2018 - 15:37

La realidad virtual es una tecnología que ha llegado para quedarse. Aunque el principal uso, hasta ahora, tiene que ver con videojuegos (es por lo que el gran público conoce la tecnología) está claro que se puede extrapolar a cualquier industria, y en China demuestran que también puede aplicarse para combatir las drogas.

Y no, porque use la realidad virtual, no penséis en el tratamiento como algo lúdico, una diversión para que quienes están en centros de rehabilitación y desintoxicación se lo pasen bien. Realmente, y según el caso, puede ser un trago bastante amargo. Y es que, se trata de un centro de rehabilitación de Shanghai del que no han trascendido imágenes y que utiliza los cascos de VR como si del tratamiento Ludovico de La Naranja Mecánica se tratara.

Por si no recordáis la película, el tratamiento consiste en ''anchar'' al paciente a un asiento, obligándolo a mirar escenas de violencia para que repudie dicha violencia y se convierta en un ciudadano ejemplar, un tratamiento que aborda, principalmente, a la mente. Eso es, precisamente, lo que se hace en este centro de Shanghai, pero con la VR.

Quienes están buscando salir de las drogas, se someten a un tratamiento de desintoxicación que consiste en visualizar imágenes de los horrores causados por las drogas durante sesiones prolongadas. Y no, no es algo de lo que puedas escapar. Y es que, los cascos de realidad virtual están modificados para añadir sistemas de seguimiento ocular, por lo que los supervisores serán conscientes de si cierran los ojos para no ver las imágenes.

Además, y para evitar que los pacientes mientran, también cuentan con sensores que miden la actividad electrotermal (segregación de sudor) y cardíacos (para medir el pulso), de forma que los supervisores sepan si el tratamiento hace efecto y si los pacientes... mienten.

El sistema, que parece bastante desagradable, sin embargo, no tiene ninguna garantía de éxito y desde The South China Morning apuntan que no hay resultados concretos. Veremos qué pasa con el tiempo, pero parece más una tortura que un tratamiento.

La naranja mecánica

Ver ahora: