Skip to main content

Los Chromebooks para jugar se acercan con CPU ARM y gráfica NVIDIA RTX

Acer Chromebook

23/07/2021 - 12:05 | Actualizado 23/07/2021 - 10:10

NVIDIA trata de comprar ARM y la situación ya está provocando unas mejoras tecnológicas que pueden impulsar los Chromebooks.

Al hablar de Chromebooks a la mayoría de los usuarios les vienen a la cabeza unos ordenadores sencillos. En general, estos se han vendido como equipos para las personas que quieren trabajar o entretenerse en cualquier lugar, pero la situación puede cambiar dentro de poco gracias a un nuevo enfoque con el que se quiere competir con los portátiles con Windows.

Técnicamente, un Chromebook destaca por utilizar el sistema operativo Chrome OS de Google, no Windows. No existen limitaciones ni tienen por qué enfocarse hacia un precio asequible, como se ha tratado de hacer. Ahora se quiere romper la dinámica existente implementando componentes capaces de satisfacer a los que también quieren jugar con ellos.

De cara a superar las barreras que existían hasta el momento hay una clave: la intención de NVIDIA por llevar la tecnología RTX a los procesadores ARM. Esto abriría la puerta a aumentar de forma marcada la eficiencia de estos portátiles.

Pero para entender el movimiento hay que tomar en cuenta que NVIDIA está tratando de comprar ARM y se mantiene a la espera de que Reino Unido autorice un proceso que está encontrando multitud de dificultades.

Como seguramente sabrás, NVIDIA es una empresa líder en todo lo que se refiere a tecnologías gráficas. Y ya está logrando buenos resultados con los Chromebooks, tanto como para ejecutar sin problemas Wolfenstein: Youngblood con gráficos NVIDIA RTX 3060, según han mostrado recientemente. 

Los resultados son interesantes y uno no pensaría en un primer momento que se está jugando en un Chromebook al ver este vídeo.

Según informan en SlashGear, desde Google también se trabaja de cara a que los Chromebooks puedan tener la etiqueta gaming en el futuro y colaboran con empresas como Valve Corporation para lograr sinergias y mejoras beneficiosas para todos.

Sea como sea, el esfuerzo de NVIDIA por unir su tecnología también a los procesadores ARM significará un salto adelante. Es posible que logre conquistar también este tipo de equipos con su tecnología RTX y abre la puerta a que todo tipo de ordenadores sirvan para divertirse con los grandes videojuegos dentro de un tiempo.