Logo Computerhoy.com

Científicos crean robots a partir de arañas muertas, así es la necrorobótica

Ciencia
Las arañas robot

La ciencia avanza todos los días, sin importar la dirección. La cuestión es saber más que ayer, pero menos que mañana. Dentro de ese avance hoy nos encontramos con unas arañas robot que llevan un tiempo muertas. Vamos a descubrir de qué hablamos.

Los ingenieros mecánicos de la Universidad de Rice están demostrando cómo reutilizar arañas fallecidas como pinzas mecánicas que pueden integrarse en entornos naturales mientras recogen objetos, como otros insectos, que les superan en peso. No se parece en nada a la rata robot.

Pero esto es lo que están haciendo, ahora toca pregunta... ¿Por qué? Buena pregunta, aunque los investigadores tienen una explicación a todo esto.

"Resulta que la araña, una vez fallecida, es la arquitectura perfecta para tener pinzas de pequeña escala derivadas de la naturaleza", explica Daniel Preston, de la Escuela de Ingeniería George R. Brown de Rice.

Un estudio en Advanced Science describe el proceso por el que Preston y la autora principal, Faye Yap, aprovecharon la fisiología de una araña en un primer paso hacia una novedosa área de investigación que llaman "necrobótica".

El laboratorio de Preston se especializa en sistemas robóticos blandos que suelen utilizar materiales no tradicionales, a diferencia de los plásticos duros, metales y electrónica.

"Utilizamos todo tipo de materiales nuevos e interesantes, como hidrogeles y elastómeros, que pueden ser accionados por cosas como reacciones químicas, neumática y luz", dijo. "Incluso hemos trabajado recientemente en el campo de los textiles y los wearables".

"Este campo de la robótica blanda es muy divertido porque podemos utilizar tipos de actuación y materiales que no se habían explotado antes", explica Preston. "La araña entra en esta línea de investigación. Es algo que no se ha utilizado antes, pero que tiene mucho potencial".

Robots que reparten comida en Zaragoza, ya son una realidad de la mano de Martin Varsavsky

A diferencia de las personas y otros mamíferos, que mueven sus extremidades sincronizando músculos opuestos, las arañas utilizan la hidráulica. Una cámara cercana a la cabeza se contrae para enviar sangre a las extremidades, obligándolas a extenderse. Cuando se alivia la presión, las patas se contraen. 

Los cadáveres que el laboratorio de Preston puso en funcionamiento eran arañas lobo, y las pruebas demostraron que eran capaces de levantar más del 130 % de su propio peso corporal, y a veces mucho más.

Hicieron que las pinzas manipularan una placa de circuito, movieran objetos e incluso levantaran a otra araña. Los investigadores observaron que las arañas más pequeñas pueden soportar cargas más pesadas en comparación con su tamaño.

Por el contrario, cuanto más grande es la araña, menor es la carga que puede soportar en comparación con su propio peso corporal. Según Preston, en el futuro habrá que probar este concepto con arañas más pequeñas que la araña lobo. Este futuro no lo vimos venir.

Descubre más sobre autor/a de este artículo.

Conoce cómo trabajamos en Computerhoy.

Etiquetas: Ciencia, Tecnología

Hoy destacamos

Y además