Skip to main content

Científicos descubren cómo almacenar energía solar hasta 18 años de manera líquida

solarcity

12/04/2022 - 11:11

Un sistema energético creado por investigadores de la Universidad Tecnológica de Chalmers, en Suecia, ha demostrado que puede producir electricidad, un avance que cree que sienta las bases para la electrónica de autocarga que utiliza la energía solar bajo demanda.

La tecnología, denominada sistema solar térmico molecular (MOST), lleva más de una década en desarrollo y se centra en una molécula de carbono, hidrógeno y nitrógeno especialmente diseñada (nada que ver con los paneles solares que ponemos en casa).

Cuando entra en contacto con la luz solar, los átomos de la molécula se reorganizan para cambiar su forma y convertirla en un isómero rico en energía, que puede almacenarse en forma líquida (pincha aquí si te gustan los experimentos solares).

La energía captada por el sistema MOST puede almacenarse en este estado líquido hasta 18 años, antes de que un catalizador especialmente diseñado devuelva la molécula a su forma original y libere la energía en forma de calor.

VIDEO

Tesla electrifica isla con energía solar

El equipo de Chalmers ha colaborado ahora con científicos de la Universidad china de Shanghai Jiao Tong, que han utilizado un generador termoeléctrico compacto para convertir ese calor en electricidad.

"El generador es un chip ultrafino que podría integrarse en aparatos electrónicos como auriculares, relojes inteligentes y teléfonos. Hasta ahora solo habíamos generado pequeñas cantidades de electricidad, pero los nuevos resultados demuestran que el concepto realmente funciona", explica el investigador Zhihang Wang, de la Universidad Tecnológica de Chalmers.

La producción actual de la prueba de concepto es de hasta 0,1 nW (producción de energía por unidad de volumen de hasta 1,3 W m-3), lo que puede ser bastante pequeño.

paneles solares

El futuro de la energía solar: paneles solares que no necesitan luz directa del sol

Pero los científicos ven un gran potencial en su sistema MOST, que podría hacer frente a la naturaleza intermitente de la energía solar almacenándola durante meses o años y permitiendo su aprovechamiento bajo demanda.

Una vez demostrado que el sistema puede utilizarse para producir electricidad, el equipo se centra en mejorar su rendimiento, al tiempo que trabaja para conseguir una solución comercial asequible para cargar aparatos y calentar hogares.

De esta forma se estaría resolviendo el gran problema de la energía solar: su almacenamiento para suministrar electricidad por la noche y en los días nublados.

Y además