Skip to main content

Científicos del MIT crean un pegamento para cortar hemorragias y pegar tejidos en segundos que está inspirado en los percebes

Científicos del MIT crean un pegamento para cortar hemorragias y pegar tejidos en segundos que está inspirado en los percebes

Pixabay

25/08/2021 - 19:07

La naturaleza ha inspirado a la ciencia de nuevo y ahora lo que se ha conseguido crear es un pegamento capaz de pegar tejidos y detener hemorragias en segundos, el animal que ha servido de inspiración es uno que aparece mucho en los menús navideños.

Los avances en ciencia consiguen cosas que, a grandes rasgos, parecen incomprensibles. Pero que una vez vistos desde una perspectiva más cercana son mucho más fáciles de comprender. Lo último que se ha conseguido es un pegamento capaz de pegar tejidos en segundos y de detener hemorragias, aunque lo más llamativo es que está inspirado en los percebes.

Científicos del MIT se han fijado en la forma en la que los percebes actúan en la naturaleza y, es que, estos crustáceos son característicos por estar pegados a las rocas. El ser capaces de pegarse a rocas que se lo ponen difícil es una ventaja evolutiva y es lo que han intentado replicar en el laboratorio con la creación de un pegamento para tejidos.

Este pegamento ya ha sido probado en diferentes animales: ratas y cerdos. Los sujetos de pruebas presentaban diferentes problemas de sangrado en distintos órganos, corazón y riñones. El pegamento que han creado fue capaz de cerrar las heridas y detener las hemorragias en más o menos 10 segundos.

Además, las ratas y cerdos expuestos a este pegamento consiguieron sobrevivir al proceso y es, lógicamente, gracias al pegamento que han creado. El concepto de un pegamento para tejidos y hemorragias no es algo nuevo. Ya existen varias versiones en el mercado y que se utilizan en el campo de la medicina.

Los investigadores pusieron a prueba estos diferentes pegamentos y los compararon con el que crearon. A la hora de ver los resultados, los pegamentos ya existentes en el mercado quedaban por detrás en cuanto a la fuerza de unión con los tejidos. Esto significó que, a la hora de hacer pruebas, los corazones curados con pegamento podían aguantar mucha más presión.

Por el momento este avance está siendo todavía estudiado y puede ser de gran ayuda en un futuro en situaciones de emergencia en las que se tenga que detener el flujo de sangre de una herida. Además, pone en relieve la capacidad científica de inspirarse en el mundo animal para conseguir nuevos avances en el campo de la medicina.

Etiquetas:

#ciencia

Y además