Skip to main content

Code Jumper, el lenguaje de programación físico de Microsoft para niños ciegos

Code Jumper

02/02/2019 - 07:15

El Proyecto Torino de Microsoft ha dado sus frutos. Ha creado Code Jumper, un lenguaje de programación físico para niños ciegos.

Con físico, queremos decir que las órdenes, los comandos del lenguaje de Code Jumper, se pueden tocar con las manos, porque son "pods" o vainas de plástico que las personas ciegas pueden tocar.

Todo empezó hace cuatro años, cuando Cecily Morrison, científica informática e investidora de Microsoft, comenzó a buscar tecnologías para que su hijo Ron, ciego de nacimiento, aprendiese a programar. Descubrió que todo lo que había estaba anticuado o era muy complicado de adaptar, y no permitía a los niños ciegos aprender a programar al mismo nivel que sus compañeros. Cecily pidió ayuda a Microsoft para desarrollar nuevas tecnologías, y así se puso en marcha Project Torino, que ha dado lugar a Code Jumper, el lenguaje de programación físico para niños ciegos. En este vídeo puedes ver cómo funciona:

Code Jumper sustituye las órdenes y comandos tradicionales de los lenguajes de programación, por unos pods de plástico, o vainas. Estos pods tiene botones y ruedas que equivalen a las condiciones, o los contadores. El flujo de datos, son cables que conectan las vainas entre sí.

El resultado es un lenguaje de programación sencillo, pero muy versátil, que permite a niños ciegos de entre 7 y 11 años aprender todos los conceptos de programación sin tener que recurrir a una pantalla, o al braille. Pueden crear programas palpando con las manos.

Code Jumper ha sido probado con gran éxito en la escuela para niños ciegos o con poca visión New College Worcester, en Reino Unido.

Viendo que Project Torino ha conseguido sus objetivos, Microsoft lo ha donado a American Printing House for the Blind, una organización sin ánimo de lucro que se dedica a crear y distribuir productos para personas ciegas o con poca visión. APH tiene previsto crear copias físicas de Code Jumper (que, por razones obvias, no se puede distribuir por Internet como otros lenguajes) para ofrecerlas a estudiantes y profesores de todo el mundo.

Larry Skutchan, director de tecnología de American Printing House for the Blind, está convencido de que puede ayudar a los niños con problemas de visión a seguir una carrera en programación que les proporcione un trabajo con un buen sueldo.