Skip to main content

Comienza el proyecto de SpaceX que llevará Internet por satélite a todo el planeta

Starlink
Getty

29/04/2019 - 10:22

Elon Musk, también conocido como ''el Iron Man real'', tiene que sumar un nuevo logro. Tras unos días complicados por los problemas del Tesla que se incendió de manera misteriosa estando en un aparcamiento, así como por los resultados del primer trimestre de la compañía de vehículos eléctricos, por fin ve algo de luz. Arranca el proyecto de SpaceX de llevar Internet a todos los rincones del planeta.

Parece que los planes van según lo previsto. Hace dos años os contamos que SpaceX quería llevar Internet a todos los rincones del planeta mediante una malla de satélites que empezarían a desplegarse a partir de 2019. El año pasado comenzaron los lanzamientos de los primeros satélites, pero el logro de hoy es importante, ya que la FCC ha dado el visto bueno para que se ''coloquen'' esos satélites en la órbita baja.

Y es que, el plan de Musk, igual que el de Facebook o Amazon, es el de tejer una red de satélites que rodeen el planeta para que podamos conectarnos a Internet desde cualquier punto. Se trata del programa Starlink y, como os podéis imaginar, había algunas complicaciones. 

Cada vez hay más basura espacial, así como más satélites que pueden poner en riesgo tanto los satélites de GPS como a la propia Estación Espacial Internacional. Los diferentes organismos reguladores deben asegurar que la integridad de los satélites que ya están en órbita no se vea perjudicada, pero la FCC, la Comisión Federal de Comunicaciones, ha dado luz verde a Starlink.

Concretamente, esto significa que la compañía de Musk podrá lanzar más de 1.500 satélites a una distancia de unos 550 kilómetros de altura. En mayo de este año comenzarán las operaciones y, en 2020, habrá más de 12.000 satélites que llevarán Internet a cualquier punto del planeta.

La altura en este caso es fundamental, ya que cuanto menor sea, mejor servicio ofrecerá, ya que la latencia y velocidad será mayor que si se colocaran a más altura.

Starlink

Sí, si estuvieran más altos se necesitarían menos satélites, pero a 550 kilómetros de altura, la cobertura será mejor. Por ejemplo, los de OneWeb estarán a unos 1.200 kilómetros de distancia.

Ahora bien, ¿hay riesgo de choque entre ellos, o con otros cuerpos? Parece que cada uno de estos satélites tendrán propulsores para evitar impactos con otros cuerpos que ya orbitan el planeta, y ahora la pregunta es si los satélites existentes, los de Amazon, los de SpaceX, los de OneWeb, los de Facebook y otros competidores no supondrán algún riesgo para nosotros, ya que, de aquí a pocos años, habrá decenas de miles de satélites sobrevolando la Tierra.