Logo Computerhoy.com

Cómo limpiar una freidora sin aceite para que quede perfecta cocines lo que cocines

Se dice que cocinar es agradable, aunque limpiar no tanto. Esta idea puede cambiar con las freidoras sin aceite, o de aire caliente, que tanto facilitan la vida.

Freidora sin aceite de Philips

Philips

Foto del redactor Ekaitz Ortega

2021 fue el año del gran despegue en lo que se refiere a las freidoras sin aceite. Estas empezaron a venderse como nunca y ya se puede encontrar en el mercado un enorme catálogo de freidoras sin aceite para quien desee dar el salto hacia el electrodoméstico de moda.

Si por algo destacan las freidoras de aire caliente es por lo sencillas que son de manejar, pero no solo al cocinar. También en lo que concierne a su limpieza son muy cómodas, independientemente de lo que se prepare con ellas.

La ausencia casi total de aceite juega en favor de facilitar su limpieza tras utilizarlas. Además, también se puede realizar este proceso sin que se hayan enfriado del todo, tal como veremos. Vamos con los rápidos pasos para limpiar la freidora sin aceite y dejarla como nueva.

Guía para comprar una freidora sin aceite: consejos, modelos y sus diferencias

Guía para comprar una freidora sin aceite: consejos, modelos y sus diferencias

Toda la información que necesitas antes de comprar una freidora sin aceite para no equivocarte en tu elección, además hemos seleccionado los mejores modelos.

Saber más

En función de lo sucia que esté tras preparar la comida se necesitarán llevar a cabo más o menos pasos de los que vamos a comentarte, pero siempre con la idea de alargar lo máximo posible su vida útil.

Lo primero a apuntar es que lo más higiénico es limpiar la freidora tras cada uso para evitar que la suciedad se pegue demasiado. Si tienes lavavajillas, lee las instrucciones y comprueba si la cestilla se puede lavar en él. En todo caso, te recomendamos que en caso de tener tiempo la laves a mano para que sufra menor desgaste.

En cuanto al resto de la freidora, si has tenido que echar aceite, límpialo con algo de papel. Después pon un poco de detergente en el interior y agua. Enciende la freidora y deja que funcione durante 10 o 12 minutos.

Ten cuidado de no quemarte al vaciar la freidora sin aceite. En caso de que queden restos, con algo de agua y vinagre puedes frotar con suavidad para darle un último pulido.

Y por último, si vas a utilizarla al momento, te recomendamos que pases un paño para secarla y que quede perfecta.

En general, habrás comprobado que no hay ningún secreto y tampoco requiere de tiempo ni esfuerzo. Como en todo lo referente a las freidoras sin aceite: no existe complicación alguna.

Conoce cómo trabajamos en ComputerHoy.

Etiquetas: Alimentación