Skip to main content

Cómo reciclar el tóner y los cartuchos de impresora a partir del 15 de agosto

Cartuchos impresora

04/09/2018 - 21:09

Desde el pasado 15 de agosto, los tóner de las impresoras láser y los cartuchos de tinta de las impresoras convencionales se consideran residuos eléctricos y/o electrónicos, lo que significa que está prohibido tirarlos a la basura. Te explicamos cómo reciclar el tóner y los cartuchos de impresora de forma correcta.

El Real Decreto  R.D. 110/2015 que regula los residuos de aparatos eléctricos y/o electrónicos establece nuevas obligaciones para los fabricantes, con el objetivo de que el usuario tenga varias opciones a la hora de reciclar los tóners y cartuchos de impresora.

Otros desechos también han pasado a ser considerados residuos de aparatos eléctricos y/o electrónicos, como los enchufes, las bombillas, interruptores, pequeños motores, medidores de energía, etc., y tampoco se pueden tirar a la basura.

¿Cómo reciclar los tóner y los cartuchos de impresora? A partir del 15 de agosto, tanto las tiendas online como las tiendas físicas están obligadas a recoger los cartuchos vacíos (si el cliente lo solicita) cuando venden un cartucho o tóner nuevo.

Los propios usuarios pueden deshacerse de los cartuchos usados llevándolos a un punto limpio de su localidad, o en los puntos de recogida habilitados en las grandes superficies y centros comerciales. Todos aquellos comercios que tengan una superficie mayor de 400 metros cuadrados, y vendan este tipo de productos, están obligados a ofrecer puntos de recogida.

Los propios fabricantes también deben implantar puntos de recogida para garantizar que los tóner y los cartuchos de impresora no terminan en la basura. Pueden hacerlo a título individual, o agruparse entre ellos para organizar el reciclaje. Veremos a ver cómo se desarrolla esto.

Cartuchos de impresora con descuento en Amazon

Lo cierto es que los tóner y los cartuchos de tinta de impresora son productos contaminantes que no se degradan, así que cualquier iniciativa para reducir su impacto ambiental es digna de ser aplaudida.

Curiosamente, la tinta de impresora es uno los líquidos más caros que existen, por encima del mejor vino del mundo, la gasolina o los perfumes. Cada cartucho de impresora apenas lleva 5 ml de tinta, así que un litro puede costar hasta 2.600 euros. Eso es el doble que un litro de perfume Chanel Número 5, y el triple que un litro del mejor vino Vega Sicilia.