Skip to main content

Cómo usar el modo confidencial de Gmail

Privacidad

23/07/2019 - 14:32

Puede que muchos no conozcan una de las funciones más peculiares del correo electrónico de Google. Gmail permite enviar mensajes de manera confidencial, es decir, añadiendo algunas restricciones a la hora de compartir esa información

Como su propio nombre indica, el modo confidencial permite que tengamos una mayor control sobre quién puede ver los datos que están en el correo. Esta función es perfecta para esos ámbitos de trabajo en los que compartimos información sensible con otra persona. 

Saber quién puede ver ese correo, durante cuánto tiempo le permitiremos disponer de esa información y si podrá compartirla con otras personas. Estas son algunas de las posibilidades que ofrece está función de Gmail. 

10 funciones básicas de Gmail muy útiles que pocos utilizan

"Este mensajes se autodestruirá en un minuto" No estamos dentro de una película de espías pero la idea es similar. Desde la configuración de Gmail podremos indicar que el destinatario necesite una clave para abrir el correo y que este se elimine del sistema pasado un periodo determinado de tiempo. 

La función es tan sencilla de usar como empezar a escribir un correo y localizar el candado que aparece en la barra de herramientas inferior. Una vez hayas hecho clic en él, te aparecerá una ventana con las distintas opciones de la función. 

Para que la otra persona pueda abrir el correo, puedes indicar que solicite una contraseña por SMS para proteger aún más la información que contiene. También se puede inhabilitar la opción de reenvío, de copia y de impresión o descarga. Así evitamos que los datos se distribuyan fuera de nuestro control. 

Gmail

Esta función puede ser muy útil en un mundo cada vez más dependiente de la comunicación online pero que debe seguir protegiendo determinados datos. Aunque no seas una empresa, compartir tus datos personales como el documento de identidad u o cuentas bancarias puede ser peligroso

No obstante, es importante tener en cuenta que este sistema no es infalible y varias agencias como EFF han alertado que estos mensajes no estarían cifrados de extremo a extremo por lo que serían muy fáciles de interceptar. 

Que una persona no pueda imprimir un correo no impide que le pueda hacer una foto o una captura de pantalla y que el mensaje tenga fecha de caducidad implica que el destinatario no podrá verlo, pero no significa que Google deje de almacenarlo en sus servidores

Esta es la mejor forma de proteger tu privacidad en Internet en 2019

Si no tienes más remedio que mandar este tipo de datos por correo electrónico, cosa que no recomiendan los expertos en ciberseguridad, por lo menos puedes usar funciones como esta para protegerlos un poco, pero no de manera definitiva. 

Ver ahora: