Skip to main content

La conexión 5G es segura para la salud, afirma la mayor autoridad científica mundial

5G

Getty

12/03/2020 - 22:39 | Actualizado 09/06/2020 - 18:52

Ya puedes dejar de preocuparte: la conexión 5G es segura para la salud. Y no lo dice cualquiera, sino la máxima autoridad científica que en los últimos 20 años ha estado midiendo y regulando la radiación de los móviles.

Era algo que se daba por hecho: la radiación de los móviles es una radiación de baja intensidad que no tiene capacidad para alterar el ADN, y por tanto no puede provocar cáncer ni otras enfermedades. Ahora, tras examinar a fondo los valores de radiación de la conexión 5G, la International Commission on Non‐Ionizing Radiation Protection (ICNIRP), el organismo científico alemán que regula el tema, ha concluido que la conexión 5G es segura, incluyendo las ondas milimétricas 5G de alta frecuencia.

La mayoría de las frecuencias utilizadas por la conexión 5G cubren en mismo rango de frecuencias que 4G, así que su radiación es similar. Sin embargo este nuevo estándar también utiliza unas nuevas ondas de alta frecuencia por encima de los 6 GHz, que hasta ahora la ICNIRP no había regulado, porque dicha frecuencia no se utilizaba. Y aunque los valores de radiación máximos permitidos han bajado con respecto a 4G, siguen estando muy por encima del uso normal de los móviles.

Según el doctor Jack Rowley, director senior de investigación de la GSMA, el 90% del tiempo que usamos un móvil 5G, solo recibimos el 1% de la máxima radiación permitida por la ICNIRP.

En el momento de las llamadas, que es cuando lo acercamos al cuerpo, incluso aunque el móvil use la máxima potencia de la antena (algo que solo ocurre si la señal es muy débil), solo estaremos recibiendo el 50% de la radiación máxima permitida.

Por tanto, con las nuevas directrices fijadas por la ICNIRP usar un móvil 5G es completamente seguro para el ser humano.

Aunque la conexión 5G se lanzó en algunos países en 2019, incluyendo España, su despegue ha comenzado realmente este año y se espera que vaya a más el año que viene. Ahora ya es una conexión tres veces más rápida que 4G, pero multiplicará su velocidad en los próximos años.