Skip to main content

Controlar el tráfico, peatones y parking libre mediante IA: la apuesta de Sony en Roma

Sony IMX500

27/05/2021 - 14:05

Las ciudades inteligentes están a la orden del día y para ello, tienen que ser conscientes de lo que pasa. Gracias a los sensores Sony IMX500 con IA integrada, Roma podrá desde empezar a optimizar atascos y polución hasta minimizar el número de gente que espera los autobuses.

Sony Europe acaba de anunciar que empiezan tres pruebas de monitorización de Roma por parte de Envision utilizando los sensores IMX500 que tienen IA integrada y, por tanto, pueden identificar objetos en la imagen sin necesidad de exportar propiamente las imágenes a servidores externos y que máquinas o personas hagan un seguimiento.

El objetivo principal de esta prueba es evaluar y ofrecer un sistema inteligente de aparcamiento para reducir la polución y los atascos que produce el estar buscando aparcamiento. Para ello esta prueba busca evaluar la efectividad de un sistema en el que los conductores que quieran aparcar reciban una alerta cuando haya un sitio libre, y se les dirija hasta él.

Además de ello se prevé que se pueda reconocer cuánta gente sube o baja de un autobús permitiendo de esa hora optimizar el sistema de autobuses variando su frecuencia en tiempo real según la necesidad y gente que haya esperando.

Sony IMX500

Y por último y tercer objetivo, pretenden monitorizar los pasos de cebra para alertar a los conductores cuando están cruzando los peatones utilizando un sistema de luces inteligentes de baja latencia en la carretera.

Estas pruebas se van a llevar a cabo durante el mes de junio en Roma. Podría haber ciertas dudas sobre la privacidad de ese sistema de cámaras, sin embargo, Sony confirma que gracias a su sistema AI en el propio sensor lo único que se mandan son los metadatos relativos al aparcamiento libre, la presencia de peatones en la calle o el número de gente que sube o baja el autobús.

IMX500

No se almacenan imágenes en local o de manera remota, ni siquiera salen del sensor. Por tanto, se puede reducir el ancho de banda requerido y permite instalar el sistema de seguimiento en las redes existentes, aparte de lo que ello implica a nivel de privacidad.

Habrá que ver el resultado de esta prueba piloto porque podríamos estar ante una revolución inteligente para la nueva generación de coches y conductores dentro de grandes ciudades.