Skip to main content

Convertir las grandes ciudades en oasis: Google presenta su nueva herramienta Tree Canopy Lab

Parque en la ciudad

Getty

19/11/2020 - 08:56

Las ciudades se han convertido en grades desiertos de asfalto que le van ganando cada vez más terreno a los espacios naturales, los parques, los jardines. Google quiere recuperar el verdor para reducir así el impacto climático en las ciudades.

Las fachadas, las aceras, el asfalto de las carreteras, todo contribuye a aumentar la temperatura de los centros urbanos. Estas praderas grises son el peor sitio para pasar una ola de calor en verano y el frío gélido del invierno también se nota con dureza. Un problema que podría solucionar el regreso de la vegetación

Con su nueva herramienta, Tree Canopy Lab, Google quiere que las ciudades se repueblen con plantas, se instalen nuevas zonas verdes, se llenen las aceras de árboles y arbustos que mitiguen las temperaturas extremas y contribuyan a ralentizar el avance del cambio climático. Y va a empezar por la ciudad de Los Ángeles. 

El gigante de internet asegura que los datos de otras áreas metropolitanas están listos para publicarse, pero su primera parada y el primer toque de atención será para la ciudad de Los Ángeles. "Seremos capaces de identificar realmente dónde estará la mejor inversión estratégica en términos de abordar ese calor urbano”, ha dicho Rachel Malarich, primera oficial forestal de la ciudad de Los Ángeles.

En Tree Canopy se unen las imágenes aéreas y la inteligencia artificial para localizar esas zonas y vecindarios más despoblados de vegetación y los más castigados por el calor de un asfaltos desnudo que absorbe todo el sol. Aquellos urbanistas interesados en mejorar las ciudades podrán servirse de esta herramienta, pero deberán solicitar acceso a Google mediante un formulario.

Cuando las ciudades han querido hacer un registro de sus árboles y la distribución de sus zonas verdes,  las técnicas disponibles antes de Tree Canopy era mandar operarios a cada zona para hacer un inventario barrio por barrio. También se ha recurrido a la tecnología LIDAR para analizar el mapa vegetal de la ciudad. La herramienta de Google podría ser un complemento a estos sistemas, la compañía asegura que su nueva herramienta puede ahorrar tiempo a ciudades.

Estará disponible de forma gratuita y se actualizarán las imágenes de forma periódica a través de las fotografías tomadas desde aviones que Google ya recoge para otra serie de proyectos. Después, los sistemas de inteligencia artificial desarrollados por la empresa se encargan de localizar cada uno de los árboles que se pueden encontrar por las calles, en parques públicos, jardines privados, etc.

Con esta nueva función Google ha comprobado que más de la mitad de los residentes de Los Ángeles viven en lugares donde los árboles dan sombra a menos del 10% de su vecindario. Y el el 44 %de los angelinos viven en lugares con riesgo de calor extremo. Un fenómeno que mata al año a más personas que cualquier otro desastre climático en Estados Unidos. En Tree Canopy se puede estudiar tanto la posición de los árboles, como los vecindarios más azotados por esa subida de temperaturas para comparar la relación.