Skip to main content

Crean una batería que no se incendia al sufrir golpes o daños

bateria movil

23/08/2018 - 15:19

En el mundo actual, en el que vivimos constantemente pegados a nuestros dispositivos móviles, las baterías son un componente imprescindible al que todavía le queda por evolucionar.

Y es que, si bien hemos conseguido mejorar aspectos como la densidad o la capacidad, lo cierto es que en materia de seguridad tenemos que andar con cuidado porque, en determinadas condiciones, las baterías de litio pueden incendiarse y acabar explotando. Sin ir más lejos, hace unos días una tienda de Apple en Ámsterdam (Países Bajos) tuvo que ser evacuada después de que la batería de un iPad se incendiara, propagando gases nocivos.

Ahora, un equipo de investigadores del Laboratorio Nacional de Oak Ridge y la Universidad de Rochester (Estados Unidos) podría tener la solución a este problema y hacer que las baterías sean más seguras.

"En una batería de iones de litio, una fina pieza de plástico separa los dos electrodos", explica Gabriel Veith, uno de los miembros del equipo. "Si la batería se daña y la capa de plástico falla, los electrodos pueden entrar en contacto y provocar que el electrolito de la batería se incendie". 

Para evitar que esto suceda, los investigadores han desarrollado una batería de iones de litio a prueba de fuego que no se puede incendiar porque se endurece si recibe un golpe fuerte, lo que reduce el peligro de provocar daños a las personas o al entorno.

La solución que han adoptado está inspirada en las baterías en estado sólido, que son las que utilizan un electrolito sólido no inflamable en lugar de uno líquido, pero presentan otros problemas porque es necesario llevar a cabo una reorganización significativa del proceso de producción actual.

Compra baterías para móviles a buen precio en Amazon España

La alternativa por la que han optado estos investigadores ha sido la de añadir a un electrolito líquido convencional un aditivo que solidifica el líquido en caso de impacto, lo que evita que los electrodos se toquen si la batería sufre algún daño con un golpe. Gracias a esto, la batería no se incendia.

El equipo continúa trabajando en optimizar su prototipo, y creen que pronto pueden conseguir que solo se solidifique la parte afectada de la batería para que el resto pueda seguir funcionando con seguridad.