Skip to main content

Crean un dispositivo elástico que convierte el movimiento en electricidad, incluso bajo el agua

Dispositivo elástico que convierte el movimiento en electricidad

Veenasri Vallem

28/11/2021 - 15:30

Este recolector de energía puede deformarse para generar electricidad a través del movimiento y en multitud de ambientes.

Si bien ya existen dispositivos capaces de generar electricidad a través del movimiento, prácticamente la mayoría funcionan solo en entornos secos y no húmedos, y ni mucho menos debajo del agua.

Ahora investigadores de la Universidad estatal de Carolina del Norte han logrado crear un dispositivo suave y elástico capaz de convertir el movimiento en electricidad pero que no solo puede funcionar en ambientes secos y húmedos, sino también debajo del agua.

Este recolector de energía ha sido fabricado en base a un núcleo de aleación de metal líquido de baja toxicidad que está compuesto de galio e indio dentro de una tira elástica y flexible de hidrogel. Para aclararlo, el hidrogel es un polímero biocompatible capaz de hincharse con el agua, y con un aspecto y tacto similar a las lentes de contacto o a la gelatina.

VIDEO

Energy Harvesting Using Liquid Metals

Los investigadores explican que el agua del hidrogel contiene sales disueltas en forma de iones que se ensamblan en la superficie del metal induciendo así carga en el propio metal. Al estirarse, aplastarse o retorcerse, el área de la superficie del metal se expande. 

Al expandirse se proporciona más superficie para atraer una carga aumentando igualmente su capacitación generando la corriente eléctrica.

Una vez que la corriente eléctrica ha sido generada, es capaz de viajar a través de un cable eléctrico conectado al dispositivo lo que permite utilizarse o bien almacenarse esta electricidad.

Michael Dickey, uno de los autores principales de este avance, afirma que “teniendo en cuenta que el dispositivo es blando, cualquier movimiento mecánico puede hacer que se deforme, incluido el aplastamiento, el estiramiento y la torsión”.

Añade que el hidrogel “es lo suficientemente elástico como para estirarse hasta cinco veces su longitud original”.

En las primeras pruebas de laboratorio, los investigadores demostraron que deformar el recolector de energía de metal líquido en solo unos milímetros generaba una densidad de potencia de 0,5 milivatios por metro cuadrado.

Ahora el siguiente paso del equipo de investigadores es mejorar la eficiencia de la tecnología en dos proyectos. Uno de ellos con el objetivo de utilizar la tecnología para alimentar dispositivos portátiles, mientras que el segundo evaluaría cómo esta tecnología podría acabar usándose para recolectar la energía de las olas del océano.

Etiquetas:

Tecnología

Y además