Logo Computerhoy.com

Crean un niño androide capaz de expresar y transmitir seis expresiones faciales

Tecnología
Nikola niño androide

Este niño androide ofrece expresiones faciales tan realistas que pueden ser reconocidas por prácticamente cualquier ser humano sin ningún tipo de duda.

Una de las películas de ciencia ficción más famosas es Ex Machina, donde se difumina cada vez más la distancia que existe entre un ser humano y una máquina, y estamos a punto de verlo también en la realidad debido a un trabajo de un equipo de investigadores japoneses que han creado una especie de niño androide.

El concreto un equipo de investigadores del proyecto RIKEN Guardian Robot de Japón han sido capaces de crear un niño androide llamado Nikola que es capaz de mostrar hasta seis expresiones faciales hiperrealistas entre las que figuran felicidad, tristeza, miedo, ira, sorpresa y disgusto.

Para ser capaz de ello, este robot humanoide está equipado con 29 actuadores neumáticos capaces de controlar los movimientos de los músculos faciales, que se apoyan en otros seis actuadores adicionales para mover la cabeza y los ojos.

Para poder acertar con la situación de todos estos actuadores para las distintas expresiones faciales, utilizaron el llamado Sistema de Codificación de Acción Facial (FACS) capaz de especificar qué unidades de acción facial biológica se utilizan en la expresión de emociones específicas.

Además estos actuadores funcionan con aire, lo que permite operar sin problemas y en silencio haciendo así expresiones faciales que no parecen realizadas por una máquina.

Nikola niño androide

RIKEN Guardian Robot Project

Una vez creada la tecnología, pusieron a prueba todas las expresiones del niño androide en un laboratorio con distintos voluntarios que intentaban identificar qué emociones estaba mostrando a cada momento.

Si bien todas las expresiones faciales fueron reconocidas por la mayoría de los participantes, sí que les pareció más complicado de interpretar la de “disgusto”, básicamente porque el material del robot no se arrugaba tan fácilmente como la piel humana.

Los androides como Nikola pueden ser herramientas de investigación importantes para la psicología social o incluso la neurociencia social. En comparación con los humanos, los androides son buenos para controlar comportamientos y pueden facilitar una investigación empírica rigurosa de las interacciones sociales humanas”, señala el científico principal Wataru Sato.

Descubre más sobre autor/a de este artículo.

Conoce cómo trabajamos en Computerhoy.

Etiquetas: Tecnología

Hoy destacamos

Y además