Skip to main content

La crisis de semiconductores obliga a Canon a saltarse los sistemas antipiratería de sus propias impresoras

Cartuchos impresora

10/01/2022 - 12:26

La falta de chips está haciendo que las industrias se tengan que reinventar. Desde la tecnológica a la automovilística. Ahora hay una nueva victima y no es otra que las impresoras, en este caso hablamos de Canon.

Como bien sabéis hay una crisis brutal de semiconductores que está afectando a todo el mundo. Y esto se extiende no sólo a los semiconductores, también a los chips (en el más alto nivel hablamos de procesadores).

Por este motivo cuando vamos a comprar un coche no hay y si lo pedimos tarde 10 meses. Por este motivo no hay forma de comprarse una PlayStation 5. Y, por este motivo, los cartuchos de las impresoras de de Canon han dejado de llevar chips.

Para quien se lo esté preguntando, sí, los cartuchos llevas chips. La respuesta es sencilla: El motivo es que el chip le dice a la impresora el nivel de tinta que le queda a ese cartucho y, por lo tanto, cuando debería ser reemplazado.

VIDEO

[CH] Impresora industrial diseños en platos y juguetes

Además de esta razón práctica, las compañías usan el chip para asegurarse de que el cartucho que se ha instalado en su impresora es oficial, y no una marca compatible. Porque se os podrá haber olvidado, pero el mundo de las impresores es realmente único y caro.

La cuestión es que, como no hay chips, en Canon han tenido que decir entre dejar de vender cartuchos de tinta o quitarles el chip y poder seguir vendiendo con normalidad, ya que los usuarios siguen necesitando imprimir cosas lleven o no semiconductores los cartuchos.

Desde la compañía señalan que es una medida excepcional y que comenzarán a comercializar estos nuevos cartuchos de tinta el próximo mes de febrero en Australia y Nueva Zelanda.

Además, aseguran que ni la capacidad de imprimir ni la calidad de impresión se verán afectadas, pero sí algunas funcionalidades no estarán operativas como, por ejemplo, conocer el nivel de tinta de los cartuchos. Hay que adaptarse a los nuevos tiempos.

Y además