Skip to main content

La crisis de los semiconductores la pagamos nosotros: ganancias récord de los fabricantes

Sede Samsung

07/01/2022 - 11:00

Samsung anuncia que beneficios van a crecer en plena crisis de los semiconductores, lo que deja claro que los fabricantes no están sufriendo esta falta de componentes, sino que están a provechando para hacer caja al aumentar los precios.

El gigante tecnológico Samsung Electronics ha declarado que espera obtener un aumento del 52% en los beneficios de los tres últimos meses de 2021, y todo esto en medio de la escasez mundial de chips.

El mayor fabricante de chips de memorias del mundo estima que ganó 11.500 millones de dólares en dicho periodo pese a que la crisis de semiconductores esté paralizando la producción mundial de productos electrónicos.

Lo curioso es que se trata del mayor beneficio operativo del cuarto trimestre en cuatro años.

VIDEO

Unboxing Samsung Galaxy S21 Ultra y Galaxy Buds Pro

Samsung explica que los beneficios de la empresa se vieron impulsados por la fuerte demanda de chips de memoria para servidores y en los mayores márgenes de beneficio en su negocio de fabricación de chips.

Y, ¿por qué hay mayores márgenes de beneficio? Pues precisamente por la escasez de componentes, ya que esto ha sido aprovechado por los fabricantes par aumentar los precios sin resentirse en ventas.

En los últimos meses, la escasez mundial de semiconductores ha causado grandes trastornos a los fabricantes, desde el sector automóvil que han tenido que suspender la producción hasta Apple, que lleva meses con problemas en los envíos del iPhone 13.

En noviembre, Samsung anunció que había elegido un emplazamiento cerca de la ciudad estadounidense de Taylor, en Texas, para su nueva planta de chips, valorada en 17.000 millones de dólares.

Esta medida viene impulsada por la crisis actual, la cual está empujando a muchos fabricantes a invertir en nuevas fábricas de cara al futuro por mucho desembolso que supongan actualmente.

Se espera que la planta entre en funcionamiento en la segunda mitad de 2024. Se trata de la mayor inversión del gigante surcoreano de la electrónica en Estados Unidos.

Y además