Skip to main content

Cuánto hay de cierto en la llegada del WhatsApp sin Internet de Google

RCS

25/06/2019 - 22:06

¿Se cumplirá al fin la promesa de Google (y de las operadoras) de presentar al sucesor del SMS, un WhatsApp sin Internet que podría poner contra las cuerdas a la popular app de Facebook? Con años de retraso, pero todo apunta a que si. ¿Cuánto hay de cierto en la llegada del WhatsApp sin Internet de Google?

Los mensajes SMS son tan viejos como los teléfonos móviles, y pese al auge de WhatsApp, Telegram o las redes sociales, aún se envían miles de millones de SMS al día, especialmente en el ámbito comercial o informativo. Las operadoras, es decir, la Asociación GSMA, llevan años desarrollando el sucesor del SMS, que se llama RCS (Rich Communication Service) o Servicio de Comunicación Enriquecida. De hecho ya está disponible en varios países, incluido España, pero su cobertura es tan pequeña, que apenas se usa.

Google se ha cansado de esperar a que las operadoras se pongan de acuerdo y decidan activarlo, así que ha integrado el soporte del formato universal RSC en su app Mensajes, y a final de mes estrenará el soporte RCS en Francia y el Reino Unido. Antes de que acabe el año llegará a más países, posiblemente también a España. ¿Qué es lo que está pasando con el RCS, y por qué es tan importante para Google?

Listen to "Episodio #66: Lo que faltaba sobre Stadia, a vueltas con el tema de Huawei y lo nuevo de Apple" on Spreaker.

Para que sea sencillo de entender, podemos decir que RCS funciona de forma similar a los mensajes SMS, pero con las funcionalidades de WhatsApp. O, en otras palabras, un WhatsApp sin Internet, con comunicación directa teléfono a teléfono a través de las redes de las operadoras.

RCS incorpora muchas de las funcionalidades de la apps de mensajería moderna, como soporte de chats en grupo, envío de GIFs, vídeos y fotos, noticificación de mensaje leído, y mucho más. Pero no usa Internet, sino las redes de telefonía, así que basta con tener un móvil para utilizarlo, aunque no tengas WiFi o 4G.

RCS no está controlado por una sola compañía, como WhatsApp, ni existe un servidor común por el que pasan todos los mensajes. Cada operadora o cada empresa que gestiona el servicio tiene su propio servidor RCS y gestiona los mensajes de sus clientes.

Llevamos hablando de RCS desde 2016, pero el servicio no termina de arrancar. El problema es que cada operadora tiene sus políticas, sus ritmos y sus estrategias, y no se ponen de acuerdo. Para que un usuario pueda enviar mensajes RCS primero tiene que activarlo su operadora a nivel global, y luego dicha operadora debe activarlo para cada modelo de teléfono.

Es un modelo de expansión extremadamente lento y frustrante, y por eso Google se ha cansado de esperar y ha decidido montar su propio servicio RCS a través de la app Mensajes, en Android.

Puede hacerlo sin el apoyo de las operadoras porque, como hemos explicado, cada ofertante del servicio gestiona sus propios usuarios. Los mensajes RCS funcionan a través de la red de telefonía, móvil a móvil. Cuando envías uno le pregunta al móvil de destino si es compatible con RCS (ya sea a través de Google o de la operadora), y si es así, se lo entrega.

Con esta decisión Google espera que los mensajes RCS se popularicen, y así las operadoras se decidan a implementarlo. Ha dicho que no tendrá problemas en entregar los usuarios RCS a cada operadora que lo solicite, cuando lo activen.

La gran pregunta es: ¿podrá este WhatsApp sin Internet de Google, plantar cara a WhatsApp? Hay que esperar a ver cómo funciona, si tiene las mismas funcionalidades, y si la gente lo acepta.

rcs google

Los mensajes RCS tienen la ventaja de que no necesitan Internet, y no están vigilados y controlados por una única empresa. Pero aunque están encriptados, la conexión en sí, punto-a-punto, no lo está. Esto significa que la operadora (o Google) pueden leer tus mensajes, y pueden entregárselos al Gobierno bajo orden judicial.

Google asegura que borrará los mensajes RSC en cuando los entregue, aunque tardará algo más con el contenido multimedia, porque tiene que esperar a que los destinatarios lo descarguen.

Y aunque RSC puede soportar la encriptacion end-to-end, habría que añadirla al estándar, y la GSMA tendría que aprobarla y adoptarla. Pero ya hemos vísto lo rápidos que son... 

Lo que sí podemos decir es que los mensajes RSC, el WhasApp sin Internet de Google, llegará a final de mes a Reino Unido y Francia, y a otros países antes de que acabe el año. Será interesante comprobar lo que ocurre...