Skip to main content

El curioso origen de Chromecast que sorprendió a la propia Google

Chromecast

01/08/2019 - 19:24

Toda gran idea nace de anécdotas de la vida, e igualmente así pasó con el origen de Chromecast que seguro que te sorprende, igual que lo hizo a la propia Google.

Chromecast acaba de cumplir seis años, y con ello es una buena idea echar una mirada atrás en el tiempo para saber sobre sus orígenes. El 24 de julio de 2013 el dongle de Google fue capaz de simplificar un importante paso a la hora de llevar el contenido de nuestro dispositivo móvil a la televisión.

De hecho cuando se lanzó Chromecast, Google apenas tenía experiencia con hardware, porque en aquella época los teléfonos Nexus estaban fabricados en consonancia con otros grandes actores de tecnología. Tal es así que Chromecast pilló de sorpresa a Google, tanto que únicamente crearon un pequeño número de dispositivos de lanzamiento, que se agotaron a las pocas horas.

Si bien la cuota de mercado de Chromecast ha alcanzado buenos niveles en los últimos años, sí que se ha estancado. Además, las distintas versiones de Chromecast que hemos visto en el mercado apenas han cambiado desde su primer lanzamiento, y esto ha hecho que otros actores como Roku o Amazon Fire TV cuenten con mayor cuota de mercado.

La idea original de Chromecast surgió de Majd Bakar, un ingeniero de Google, quién observó la manera inusual que tenía su esposa, Carla Hindie, a la hora de transmitir vídeos en la televisión del salón. Y es que en aquel momento, su esposa lo que hacía era encender su portátil, abrir el servicio de streaming con el vídeo que deseaba ver en la televisión, añadía dicho vídeo a su lista de reproducción, encendía la consola, y a través del servicio de vídeo de la consola buscaba la película que había agregado originalmente desde el portátil, y la reproducía para verla en la televisión.

7 trucos de Chromecast que merece la pena que conozcas en 2019

En aquel momento Majd Bakar dio cuenta de que todo el mundo se complicaba demasiado a la hora de llevar el vídeo a la televisión, y que habría que hacer algo al respecto. El ingeniero llegó a la conclusión de que los consumidores utilizaban primero la pantalla de su teléfono o tableta y que tenían la enorme televisión de su hogar como segunda opción. Esto fue un cambio en aquel momento donde se pensaba que la primera pantalla del hogar era la televisión, pero los tiempos estaban cambiando.

Chromecast

La idea fue trasladada a Google, que decidió invertir parte de sus esfuerzos en crear Chromecast. De hecho, en 2012, un pequeño equipo se separó de Google TV para comenzar a desarrollar Chromecast. Si bien uno de los principales puntos de venta del Chromecast en la actualidad son sus 35 dólares de precio de venta, en aquel momento incluso Google, por inexperiencia de hardware, pensaban comercializarlo por sólo 25 dólares. A pesar de esa subida de 10 dólares de precio en su lanzamiento, el público lo recibió con los brazos abiertos.

Cómo conectarse a un Chromecast sin router WiFi

La llegada de Chromecast no sólo suprimía varios pasos a la hora de llevar un vídeo desde el portátil o el móvil a la televisión, sino que también hacía todo mucho más simple pudiéndolo utilizar una persona que no tuviera prácticamente experiencia con la informática.

Pero parece que el futuro no pinta tan bien para Chromecast, que está perdiendo cuota de mercado frente a otros actores. De hecho, una reciente investigación realizada por Parks Associates, descubrió que el Chromecast representa el 11 % de todos los reproductores de transmisión instalados en los Estados Unidos, en comparación con el 21 % de hace tres años. De hecho, la base instalada de Roku en Estados Unidos asciende hasta el 39 % y de Amazon Fire TV ha aumentado al 30 %.

Así es Stadia, la plataforma de videojuegos de Google

Ahora a Chromecast le estaría pasando factura la clave de su propio éxito: el tener que realizar un paso adicional frente a sus principales competidores encendiendo el teléfono móvil, abriendo la aplicación compatible con Chromecast, y pulsando el botón correspondiente para llevar a la pantalla de la televisión lo que se ve en el móvil.

Quizás Google no ha sabido valorar este problema, y se le está echando el tiempo encima. Parece ser que el futuro es Android TV, el sucesor de Google TV, que es capaz de ofrecer menús en la pantalla grande y con un control remoto adecuado. Quizás el inminente lanzamiento de Google Stadia, que nos permitirá llevar a la pantalla de la televisión del hogar los juegos, ayude a un resurgimiento de Chromecast.

Tags:

#Chromecast