Skip to main content

¿Deberías descartar la compra de un móvil en 2018 porque no tiene NFC?

Pago con el móvil y NFC

05/09/2018 - 12:00

El NFC (Near Field Communication) no es una tecnología nueva, pero sí que se ha popularizado en los últimos tiempos, sobre todo debido a su utilidad para hacer pagos móviles con aplicaciones como Apple Pay o Google Pay.

Además, con el lanzamiento del Pocophone F1 y su notable ausencia en este móvil, ha surgido una pregunta: ¿merece la pena comprar un móvil sin NFC en 2018? Es una característica presente ya en muchos smartphones, incluso de los más asequibles.

Eso significa que de aquí a poco tiempo todos tendrán el chip necesario para poner en marcha esta tecnología inalámbrica, aunque si te toca renovar móvil ya, puedes estar tentado de descartar la compra de móviles que no tienen NFC.

Hay argumentos a favor y en contra de ambas cosas, tanto de apostar por móviles con este chip como de no hacerlo. Hay quien dice que no es necesario, o al menos imprescindibles pero ¿es cierto?

A continuación hacemos un repaso de motivos a favor y en contra de comprar un móvil sin NFC en 2018 y si debes hacerlo en tu caso o no.

Un móvil, una inversión a futuro

A la hora de comprar un móvil no debes pensar si las características técnicas están bien para ahora, sino cómo van a aguantar el paso del tiempo. Es el principal motivo para comprar teléfonos nuevos, y no de hace uno o dos años: si compras uno "antiguo" su ciclo se estará agotando.

No sólo hablamos de actualizaciones, que en Android se acaban aproximadamente a los dos años, sino de prestaciones puras y duras.

En lo que tiene que ver con el NFC, es inevitable valorar cómo será la implementación de esta tecnología dentro de 2 o 3 años y si estarás obsoleto con un móvil que no tenga chip compatible.

Lleva internet a toda tu casa con estos repetidores WiFi de AVM

Actualmente, la tecnología NFC se utiliza sobre todo para pagos móviles. De aquí a tres años no parece probable que vaya a desaparecer el dinero físico, así que podrás seguir pagando en efectivo o con tarjeta.

Digamos que no va a ser imprescindible para realizar pagos ni para nada más de aquí a medio plazo.

Pago con el móvil y NFC

La comodidad de los pagos móviles es un plus

Si has probado a pagar con el móvil alguna vez, sabrás que es extremadamente cómodo pasar por caja y sólo tener que pegar tu teléfono al TPV.

Te acostumbras rápido y la verdad es que cuesta trabajo volver luego a la tarjeta o al dinero en metálico, aunque hay que decir una cosa: se tarda poco más en pagar con tarjeta si ésta también tiene NFC.

Apenas te ahorras unos pocos segundos, aunque ya tienes que llevar la tarjeta encima a todas partes. 

Si compras un móvil sin NFC en 2018 no vas a disfrutar de esta ventaja, aunque si no sueles realizar pagos con tarjeta a diario tampoco vas a perder calidad de vida.

Estos son los móviles con NFC que puedes comprar en Amazon España

Quieres un móvil con NFC pero ¿de qué banco eres?

Dependiendo del móvil que tengas y del banco en el que tengas tu cuenta, podrás hacer o no pagos móviles. Por ejemplo, hay algunas entidades que no son compatibles con Apple Pay o Samsung Pay.

Lo ideal es que te informes antes de qué compatibilidad tienen dichas entidades con distintas aplicaciones, aunque hay algunos bancos que utilizan su propia aplicación para los pagos móviles, como es el caso de La Caixa o EVO, por poner dos ejemplos.

Evidentemente, a menos que estés dispuesto a cambiarte de banco no tiene mucho sentido que te compres un iPhone X porque quieres NFC si eres cliente de un banco que no es compatible con Apple Pay. Esto puede cambiar en los próximos meses o años, pero por ahora hay que mirar con lupa este detalle.

Pago con el móvil y NFC

¿Piensas comprar unos auriculares con NFC? Si es así, merece la pena

Hay varias utilidades del NFC que poco tienen que ver con los pagos. Puede servir para hacer login en determinadas redes, para identificarte, para fichar en el trabajo y mucho más, aunque por ahora todo esto está en una fase muy temprana de su desarrollo y no es habitual verlo.

Lo que sí va a haciéndose cada vez más normal es tener unos auriculares inalámbricos que, en lugar de bluetooth, usen NFC. Es una tecnología más eficiente, aunque sin tanto alcance.

Si estás pensando en comprar unos -e invertir el dinero que cuestan- no merece la pena comprar un móvil sin NFC ahora mismo. Es uno de esos casos en los que el chip se convierte en algo obligatorio para comprar un móvil.

Ver ahora: