Skip to main content

La DGT avisa que informar de la ubicación de los radares móviles en Google Maps es ilegal

Radar fijo de la DGT

01/06/2019 - 12:47

Hoy día existen distintas aplicaciones móviles que con el esfuerzo ciudadano son capaces de informar de manera bastante exacta sobre la ubicación de radares fijos y móviles puestos por la DGT para la seguridad de las carreteras, algo que podría ser aprovechado por el consumidor menos responsable.

Ante la proliferación de estas aplicaciones y sobre todo por la reciente actualización de Google Maps en España que añade localización de radares móviles y fijos en las rutas, la DGT ha mandado un aviso señalando que el registro del radar móvil por parte del usuario sería ilegal y que podría tener consecuencias si se realiza una reforma legislativa.

Google Maps, en su versión para Android, ya da la posibilidad a los propios usuarios de informar sobre la localización de los radares móviles en las carreteras, en una característica que se llevaba probando en otros países como Estados Unidos desde primeros de año.

Google Maps radar

Ahora mismo esta característica de Google Maps que permite reportar la localización de radares móviles está disponible para usuarios de Android, mientras que la app para iPhone únicamente permite verlos pero no reportarlos.

Si usas Google Maps en tu vehículo, sabrás que al introducir el destino no sólo se te calcula la ruta, sino que también te dice las zonas donde existe más tráfico, obras e incluso te indica los radares fijos y hasta los móviles.

Si bien la localización de los radares fijos es totalmente lícita, dado que la propia DGT ya lo señala en su propia web y se trata de una información pública, no sucede así con los radares móviles. El problema, es que el usuario puede acabar haciendo un mal uso de la localización de los radares móviles, y eso preocupa.

Uno de los mejores soportes de móvil para el coche

Es por ello que desde la DGT recuerdan al usuario que confirmar la localización de un radar móvil sería ilegal en cualquier tipo de aplicación. Cabe aclarar que ahora mismo existe un vacío legal al respecto pero si se acaba incluyendo a posteriori una reforma legislativa, podría poner en grave peligro al usuario que hubiera reportado una localización previamente.