Skip to main content

Dime qué compartes en Facebook y te diré qué enfermedades tienes, dice un estudio

Facebook

26/06/2019 - 19:46

​​​​​​El lenguaje que utilizas en tus publicaciones en Facebook podría revelar que sufres enfermedades como la diabetes o la depresión. Es la conclusión de un estudio publicado en PLOS One que revela que se pueden identificar hasta 21 síntomas y trastornos a través de tus redes sociales.   

La investigación ha analizado las publicaciones en Facebook de casi 1.000 personas, que accedieron a vincular sus perfiles en la red a su historial médico.

Para elaborar los diagnósticos se utilizaron tres metodologías distintas y se fueron comparando los resultados de cada una: usando Facebook exclusivamente, usando datos demográficos y una tercera combinando los dos. 

El estudio buscó 21 condiciones médicas diferentes en los sujetos y revela que todas fueron predecibles solo basándose en la red social.  En algunos casos, la predicción que se realizaba basándose en las publicaciones en Facebook era incluso más precisa que la obtenida mediante los estudios basados en datos demográficos. 

Uno de los autores principales del estudio, Andrew Schwartz, ha explicado en un comunicado de prensa que los sorprendentes resultados del estudio se explican porque en las redes compartimos aspectos muy relevantes de nuestra vida que no figuran en los datos médicos tradicionales. 

El lenguaje es clave en el diagnóstico de las enfermedades. Por ejemplo, referencias religiosas como "rezar" o "Dios" son un fuerte indicador de diabetes. Por otro lado, palabras hostiles como "estúpido" advierten de la posible presencia de psicosis. 

Estas son las aplicaciones más descargadas de 2019

Los autores del estudio advierten de que este estudio supone solo un temprano vistazo a lo que las redes sociales pueden decir de nosotros, pero podrían ayudar a comprender mejor el perfil de cada paciente. 

Raina Merchant, la autora principal de este estudio, va a llevar a cabo otro estudio a finales de este año en el que investigará lo abierta que están las personas para compartir datos de las redes sociales con sus médicos y cómo afecta esa información al diagnóstico final.