Skip to main content

Donald Trump firma una orden ejecutiva contra Twitter y otras redes sociales

trump

Redacción Computer Hoy

29/05/2020 - 08:52

Trump acomete contra las redes sociales y se abre un periodo en el que puede cambiar la relación que tenemos todos los usuarios con ellas.

Donald Trump ha hecho hace unas horas lo que se anunció ayer y ha firmado una orden ejecutiva que puede ser el inicio de un cambio en las redes sociales que nos afecte a todos los usuarios. Tras meses de críticas por su parte, que Twitter etiquetase como engañosos algunos de sus tuits ha sido el detonador para que empezase este movimiento.

El presidente Trump ha firmado una orden ejecutiva que afecta a la inmunidad que tienen las redes sociales y plataformas sobre el contenido que realizan los usuarios en ellas. El alcance de este movimiento llega a todas las grandes empresas norteamericanas de la red, desde Twitter o Facebook a Google, y puede cambiar el modo en que nos relacionamos habitualmente con internet.

El objetivo es acabar con el Artículo 230 de la Communications Decency Act que aprobó en su momento Bill Clinton, porque Trump "esta harto", tal como informan en The Verge. Según sus palabras: "Actualmente, gigantes de las redes sociales como Twitter reciben un escudo de responsabilidad sin precedentes basado en la teoría de que son una plataforma neutral, pero no lo son". 

Tras este movimiento, ahora se abre un periodo de 60 días en el que la Administración Nacional de Telecomunicaciones e Información debe entregar una solicitud de reglamentación ante la Comisión Federal de Comunicaciones (FCC). A partir de ahí se reinterpretará la Sección 230 que ha sido válida durante todo este tiempo.

Como es de esperar, las redes sociales se han mostrado en contra. Twitter afirma que este cambio amenaza la libertad de internet y desde Facebook se ha realizado un comunicado donde afirma que "Revocar o limitar la sección 230 tendrá el efecto contrario. Restringirá más discurso en línea, no menos".

A pesar de la gravedad del asunto, este movimiento de Trump no sorprende. Del mismo modo que ha calificado a los medios de referencia estadounidenses como fábricas de fake news, el mismo empieza esta reacción contra las redes sociales tras lanzar dos tuits sobre las votaciones por correo que realmente eran falsos.

Ahora queda un periodo de tiempo donde iremos viendo cómo responden las compañías y que puede desembocar en un nuevo paradigma, desde mayor censura en esas redes sociales a la búsqueda masiva de otras plataformas fuera de Estados Unidos por parte de los usuarios para poder expresarse con libertad.