Skip to main content

Drobo, el robot de reparto que tiene su propio dron para hacer entregas por la ventana

Robot con dron

Yanko Design

22/08/2021 - 00:15

Si te traen un paquete y no puedes abrir la puerta, al menos deja abierta la ventana... que Drobo pueda hacer la entrega.

Ya existen numerosos robots autónomos de reparto funcionando en muchos lugares, al menos en Estados Unidos y China.

Son una especie de carritos de la compra autónomos que pueden transportar paquetes no demasiado grandes. Se guían por GPS y llevan a cabo entregas en mano. Es el propio comprador el que tiene que abrir la puerta de acceso usando su móvil o un código, para recoger el paquete de su interior.

La empresa Nuone Design ha ido un paso más allá, al diseñar Drobo, el robot de reparto que tiene su propio dron:

Robot Drobo

Yanko Design

En su forma original Drobo está diseñado como un robot farmacéutico, porque así su dron tiene aún más sentido.

La idea es que los hospitales o las farmacias puedan entregar las medicinas a los pacientes, en lugar de tener que acudir a la farmacia a por ellas.

Esto es especialmente importante para las personas enfermas que no pueden desplazarse, o que incluso están en confinamiento.

Como vemos en las fotos el dron, que se recarga por energía solar, se sitúa en el frontal del vehículo. Pero cuando llega a su destino se desliza hasta la parte superior del robot por una ranura, para despegar de forma vertical con los medicamentos.

El dron puede volar hasta la puerta para hacer la entrega, e incluso colarse por una ventana, si el dueño de la casa ha dado permiso.

Además, Drobo dispone de una pantalla informativa que muestra información introducida por el médico o farmaceútico, en donde explica al paciente cómo tiene que usar la medicina.

Es un sistema que puede resultar muy útil en este tipo de servicios, pero también se puede aplicar a situaciones de emergencia, entregas en jardines y patios cerrados, en la azotea, etc.

Drobo también ha sido creado con la capacidad de recargarse automáticamente en su estación de carga, cuando queda poca batería.

De momento es solo un diseño conceptual, pero Nuone Design ya lo está ofreciendo a empresas y fabricantes de robots.