Skip to main content

Un equipo japonés de béisbol ha sustituido al público por robots que bailan y animan

Robots bailando

12/07/2020 - 07:45

El equipo de béisbol japonés Fukuoka Softbank Hawks ha desplegado en las gradas de su estadio más de 20 unidades de dos tipos de robots que han coreografiado una danza típica que solía realizar el público cuando podían asistir al estadio.

Con la reanudación de las competiciones deportivas en territorio japonés, un equipo de béisbol ha tomado la iniciativa llenando sus gradas de robots para que animen a su equipo y realicen todo tipo de bailes.

Con la situación actual de salud global, si bien las competiciones deportivas ya se han reanudado en muchos países como España, todavía no se permite la asistencia de espectadores, y en Japón en concreto han pensado sustituir a muchos de estos espectadores por robots que lejos de estar quietos, no paran de bailar y animar al equipo.

Ahora el equipo de béisbol japonés, Fukuoka Softbank Hawks, ha desplegado más de 20 robots para bailar un estilo coreografiado con la canción típica de este equipo antes de los partidos. En concreto participaron dos tipos de robots para completar esas más de 20 unidades, entre los que figuran el robot humanoide Pepper de Softbank pero también el conocido perro robot de Boston Dynamics.

Ambos tipos de robots bailaron la danza típica del equipo en un estadio con capacidad para 40.000 personas donde las gradas ya no se vieron tan vacías gracias a la presencia de estos simpáticos aparatos electrónicos. Los robots llevaban camisetas, pañuelos y gorras del equipo anfitrión y movían sus brazos y sus piernas cuando fuera posible al ritmo de la música.

Esto es un importante paso en lo que respecta a la ingeniería robótica, demostrando que estos aparatos electrónicos no solo pueden ayudarnos a que nuestra vida sea mucho mejor, sino también son capaces de ofrecer ciertos aspectos simpáticos y saludables.

En todo caso ha habido muchos aficionados que han criticado esta propuesta por considerar que el avance de la ingeniería robótica está yendo demasiado lejos, pero sea como fuere, hasta que el público pueda volver a llenar las gradas, pueden erigirse como un buen entretenimiento.

[Vía: Gizmochina]