Skip to main content

Un error está causando problemas en las cámaras de los Google Pixel 3

Google Pixel 3

20/11/2018 - 10:24

Los propietarios del muevo móvil de Google, el Pixel 3 se están encontrando con problemas a la hora de usar la cámara de sus teléfonos. De momento la compañía no ha explicado cuál es la causa del problema aunque todo apunta a un bug dentro del sistema

En los últimos días ha aparecido mensajes en la red de propietarios del ultimo móvil que ha presentado Google, el Pixel 3, denunciando un problema con la cámara de sus smartphones. Al intentar acceder a la aplicación que controla la cámara, se han encontrado con un mensaje que decía. "No se pudo conectar a la cámara". El mensaje también parece cuando se intenta usar la cámara a través de otras aplicaciones como Instagram. 

Muchos usuarios han notado que el bloqueo de la cámara desaparece reiniciando el teléfono pero se trata de una solución temporal pues con el tiempo el mensaje de error vuelve a aparecer, sobre todo cuando intentan acceder desde aplicaciones de terceros y deben volver a reiniciar. 

Este sería el Google Pixel 3 barato que podrías comprar por menos de 500 dólares

Desde Google no han explicado ni aportado ninguna solución a aquellos clientes que se han quejado y solicitado un cambio de dispositivo. La única respuesta que están recibiendo es que esperan a una próxima corrección de errores porque al parecer los ingenieros de Google están trabajando en ello. Es posible que con la próxima actualización del sistema se arregle.

Desde la web Charged aseguran que se trata de una bug dentro del sistema que bloquea el acceso a la cámara del dispositivo y cuando una aplicación pide acceder ella, no es capaz de desbloquearla. Mientras, otras aplicaciones entienden que la cámara está en uso y no permiten tampoco el acceso, bloqueando el uso del teléfono. 

Desde que se presentó hace un mes el Pixel 3 y 3XL y su única cámara trasera, junto con la frontal, ambos móviles han presentado otros problemas de almacenamiento, o la aparición de una segunda ceja en el lateral de la pantalla, así como el fallo del altavoz que creaba una distorsión del sonido. Todos estos fallos se han ido corrigiendo con actualizaciones del sistema, aunque es comprensible el enfado de los usuarios al encontrar estos inconvenientes en un móvil de alta gama que se lanzó con un precio superior a los 800 euros. 

Ver ahora: