Skip to main content

La escasez de chips triplica los precios de los equipos informáticos, y lo peor aún no ha llegado

Tienda informatica

Depositphotos

17/08/2021 - 08:27

La falta de componentes sigue presente y el precio de los equipos está aumentando de forma muy marcada.

Está cerca de acabar el verano y seguimos con los problemas provocados por la escasez de semiconductores que cada vez nos afectan de una forma más evidente. No es solo que se estén deteniendo fábricas de forma intermitente, también golpea directamente al bolsillo de los consumidores con un aumento de precios.

Si el mes pasado ya no hicimos eco del aumento en el precio de los vehículos y la tardanza existente en su entrega, al sector de la informática están cerca de llegarle de frente las consecuencias de la falta de chips. Hasta ahora había afectado sobre todo a su fabricación, pero en septiembre ya se notará la falta de equipos en las tiendas.

Si hay más demanda que oferta, el mercado aumenta los precios y es lo que todo indica que sucederá. En Crónica Vasca han consultado a vendedores que informan de "un incremento de precios que los proveedores han trasladado al usuario final llegando a triplicar el de aquellos bajo mayor demanda en la industria tecnológica como las tarjetas gráficas".

Este aumento de precios ha sido constante en el último año, pero se agravará durante los meses posteriores al verano ante la imposibilidad de entregar los equipos. Y aun así también habrá que afrontar otro aspecto de vital importancia: el retraso para recoger las compras.

Si en junio existía un retraso de 125 días en la entrega de chips, ahora se han dilatado los tiempos en todos los pasos, desde la producción de equipos hasta su mismo transporte.

Esta crisis se da en un periodo en el que se vive un repunte en la compra de ordenadores debido al auge del teletrabajo y la obligatoria digitalización que han sufrido muchas empresas para seguir siendo productivas a pesar de la pandemia del coronavirus.

VIDEO

TOP mejores móviles compactos 2021

Además, hay que tener en cuenta que afecta a todos los componentes y a los mismos ordenadores, tal como informan en Crónica Vasca, "Las ventas en tienda se han desplomado porque cualquier ordenador cuesta por lo menos 100 euros más que el mismo mes del año pasado". 

De momento, nada parece indicar que vayamos a volver a una situación similar a antes de la pandemia del coronavirus. Es más, en este sector puede que se acerque un periodo especialmente complicado en lo que se refiere a oferta disponible y precios.

Y además