Skip to main content

Estados Unidos golpea de nuevo a ZTE con una dura ley

Logo de ZTE

26/07/2018 - 15:04

Aunque parecía un asunto cerrado y olvidado, parece que la relación de ZTE con el mercado estadounidense aún dará que hablar. Y es que, la compañía china podría tener, de nuevo, problemas para operar en Estados Unidos a no ser que realice una operación bastante agresiva que podría terminar con su imagen de marca en dicho país.

El nombre con el que los usuarios relacionan tus productos unas veces puede ser un modelo concreto, pueden ser los Galaxy de Samsung, y otras veces es el propio nombre de la compañía, como ''el Xiaomi'' o ''los Huawei''. Es lo que le pasa a ZTE, cuya imagen de marca está muy ligada al nombre de la propia compañía, y tras una serie de problemas en Estados Unidos debido a decisiones de fabricación, ZTE se enfrenta ahora a uno nuevo.

Y es que, aunque el Gobierno dio luz verde a ZTE para operar en el país, ahora se ha dado a conocer el último requisito para que, realmente, ZTE pueda volver con normalidad a Estados Unidos: eliminar la marca ZTE de los smartphone y, además, separarse de la estructura de la propia ZTE que opera desde China.

Estos son los móviles de menos de 200 euros más vendidos en Amazon España

Las autoridades han exigido a ZTE que separe la división de móviles por una que se encuentre fuera de China. Es decir, un equipo de administración ''independiente'' de la marca de China que, así, pueda operar dentro de los Estados Unidos.

Este es un cambio estructural importante que no puede darse de la noche a la mañana y que, además, a efectos de usuario sería como crear una nueva marca y empezar a competir contra otras que ya llevan tiempo asentadas en el país, aunque en el fondo los teléfonos sigan siendo los mismos que ya existían.

Estados Unidos es un mercado importantísimo, pero los analistas ya están avanzando que el Gobierno chino podría tomar cartas en el asunto y reforzar las leyes para favorecer la tecnología producida de forma local (muchísima, a efectos prácticos) con el fin de no depender de la importación de tecnología estadounidense.

Es un nuevo paso en una guerra que, en el fondo, no es solo entre Estados Unidos y ZTE, sino entre dos países que son potencias tecnológicas, siendo uno de ellos, el chino, uno con una esperanza de crecimiento exponencial, ya que se trata del mayor mercado.

Más:

#Destacado

Ver ahora: