Skip to main content

Un comprador de Amazon que estafó 290.000 dólares en 300 pedidos, demuestra las debilidades de la compañía con las devoluciones

Paquete Amazon

Depositphotos

10/10/2021 - 17:39

Te la pueden colar una vez o dos pero... ¿270 veces? Los productos devueltos son el mayor problema de Amazon, como demuestra esta llamativa noticia.

Hudson Hamrick podría pasar los próximos 20 años de su vida en la cárcel. No es un asesino o un contrabandista de drogas. ¿Su delito? Estafar 290.000 dólares a Amazon, haciendo compras.

Un jugazdo de Charlotte en Carolina del Norte (Estados Unidos), le ha declarado culpable de estafa a Amazon durante un período de cinco años.

Ahora tienen que asignarle la pena, pero según la ley le pueden caer un máximo de 20 años de cárcel y una multa de 250.000 dólares. Todo ello, por pasarse de listo con las devoluciones de Amazon...

Amazon Prime Video

Prueba gratis Amazon Prime Video

Ya puedes probar gratis durante un mes y sin compromiso de permanencia Amazon Prime Video. En esta plataforma puedes ver series como American Gods, Hanna y Jack Ryan, además de cientos de películas en exclusiva.

La estafa no es nueva, pero nunca la habíamos visto escalar hasta una cantidad tan alta, con una sola persona.

En un plazo de cinco años, entre 2016 y 2021, Hudson Hamrick realizó 300 pedidos a Amazon, casi todos de productos caros, incluyendo un Mac Pro valorado en más de 6.000 euros.

Después de unos días de uso, Hamrick devolvió unos 270 de estos productos. Pero en lugar de incluir en la devolución el artículo original, metía en la caja otro de aspecto similar, pero mucho más barato.

Él recibía el dinero de la devolución y además se quedaba con el producto original, que en muchos casos vendía, aumentando aún más sus ganancias.

Con esta estafa, que duró 5 años, consiguió robarle a Amazon nada menos que 290.000 dólares.

Echo Show 20

Echo Show 10

El Echo Show 10 es el nuevo altavoz inteligente de Amazon. Cuenta con pantalla de 10,1" y un motor que nos sigue automáticamente para mantener la pantalla siempre alineada con nuestros ojos.

Las preguntas que surgen de esta alucinante historia, son abundantes.

¿Cómo pudo hacer esta persona 270 devoluciones fraudulentas durante 5 años, y nadie en el departamento de devoluciones de Amazon se dió cuenta de que el producto devuelto no era el mismo que el enviado?

¿Por qué Amazon sigue permitiendo las compras a una persona que devuelve el 90% de los pedidos, tras disfrutarlos dos semanas?

La estafa no es nueva, pero los problemas de amazon con las devoluciones, tampoco.

Amazon paquete repartidor

Cómo devolver un producto en Amazon

Devolver un producto en Amazon no es nada complicado. Si al recibir tu pedido te has dado cuenta de no es lo que esperabas, has encontrado algún desperfecto o sencillamente ya no lo quieres, el gigante del comercio electrónico te permite devolver el artículo fácilmente.

Amazon vende miles de millones de productos al año, y recibe algunos millones de devoluciones.

Gestionar eso exige un enorme gasto en tiempo y logística, hasta el punto de que con muchos productos de poco valor sale más barato no recoger la devolución, que ir a buscarla a casa del cliente y devolverla al almacén.

Es bastante frecuente que, en casos puntuales, Amazon te diga que no retornes el producto, y te envía otro similar o te devuelve el dinero.

También existen informes que aseguran que Amazon ni siquiera revisa los productos devueltos, y destruye directamente millones de ellos...

Eso explicaría por qué Amazon ha tardado 5 años y 270 devoluciones fraudulentas para desenmascar al supuesto estafador Hudson Hamrick.

Todo apunta a que los productos no fueron revisados, o simplemente se abrió la caja y se apreció un bulto similar, sin comprobar si era el mismo producto. O quizá es que la revisión de las devoluciones tiene un retraso de años...

No se puede poner en duda que es una tarea inmensa y complicada. La otra cara de la moneda del inigualable éxito de Amazon: vende tantos miles de millones de productos, que las devoluciones se vuelven casi incontrolables.

Y además