Skip to main content

Este robot de Ford suda a propósito para probar el asiento de los coches

Robutt

13/01/2019 - 07:45

Existen distintos robots que prueban los coches que después acaban comercializándose en el mercado, sea para temas de choques o incluso para la eficiencia de los asientos. 

Quizá lo que puede sorprenderte es que Ford ha añadido glándulas sudoríparas a uno de sus robots que prueban los asientos de sus vehículos, y siempre pensando en nuestro bienestar. 

Y es que este robot, de nombre Robutt es el utilizado por la compañía norteamericana de automóviles para probar los asientos de sus vehículos. Se trata de un cojín enganchado al extremo de un brazo de robot industrial que recrea 10 años de desgaste de cuando un ser humano se sienta y se levanta del vehículo. 

Ahora para imitar mejor el uso en la vida real, este robot puede ahora sudar. Para ello primero se calienta 36° para representar la temperatura media del cuerpo humano, e incluye medio litro de agua en su tela representando el sudor de una persona tras hacer ejercicio.

La prueba del sudor garantiza que el asiento no sufra daños en la superficie con el tiempo”, señala Ford al presentar esta tecnología. De esta manera se asegura que estos asientos no vayan a estropearse con el paso de los años aún si una persona está sudando dentro del vehículo.

En la Fábrica del Tiempo de Ford, pueden crear cualquier clima

Y es que hoy día un automóvil antes de salir a la venta, es probado en multitud de circunstancias para intentar representar los quehaceres diarios de una persona. En la sociedad global, en la que el ser humano está expuesto a mucho estrés, entrar al coche después de hacer ejercicio se ha hecho una tarea bastante común en nuestros días, y eso puede acabar deteriorando los asientos de nuestro vehículo con el paso del tiempo.