Skip to main content

Estos robots insecto con músculos artificiales aguantan los ataques de un matamoscas

Robot insecto

EPFL

16/01/2020 - 21:00

Tenemos una imagen mental de los robots asociada a un cuerpo de metal. Pero los robots del futuro serán similares a nosotros: una estructura robusta recubierta por material gelatinoso. Los robots blandos con músculos flexibles artificiales ya son una realidad, como estos robots insectos casi indestructibles, que resisten un ataque con matamoscas...

La universidad suiza EPFL ha desarrollado unos robots con forma de insecto que ha llamado DEAnsent, robots blandos dotados de músculos flexibles artificiales.

Estos DEAnsent miden 4 centímetros de largo, pesan menos de 1 gramo, y caminan a una velocidad de 3 cm/sg. Son los primeros robots insectos blandos capaces de funcionar sin cables, de forma autónoma. Y al ser flexibles, son más resistentes. En este vídeo podemos ver cómo son golpeados varias veces con un matamoscas, y siguen funcionando sin problema:

Los músculos flexibles artificiales que usan se llaman DEA, una diminuta placa que emite un leve descarga eléctrica. Los insectos están formados con tres patas conectadas entre sí por un cuerpo de silicona flexible. En cada pata hay un DEA.

Cuando este pequeño circuito emite una corriente, hace que la silicona se estire. Al ser flexible recupera su posición original, pero debido a la fricción del suelo el impulso hace que la pata avance una pequeña distancia, apenas 20 micras. Sin embargo este DEAnsect puede dar nada menos que 450 pasos por segundo, tan rápidos que son invisibles para el ojo humano. Coordinando las tres patas es capaz de avanzar una distancia de 3 centímetros por segundo.

Gracias a su pequeño peso, menos de 1 gramo, se le puede acoplar una diminuta batería y un sensor de luz para que el robot pueda seguir una línea negra pintada en el suelo.

Listen to "Episodio #14: Boston Dynamics - ¿Qué es... ? Con Rubén Andrés Barbero" on Spreaker.

Estos robots insecto son capaces de trabajar en grupo arrastrando objetos de gran tamaño de forma coordinada. En la siguiente versión sus creadores tienen pensado implementar más opciones de movimiento autónomo, e inteligencia artificial.

Gracias a su gran resistencia y los sensores que pueden transportar, la idea es usarlos en situaciones de emergencia para encontrar víctimas en un terremoto, inundaciones, etc.