Skip to main content

Un estudio demuestra lo que todos sabemos: que una semana sin Instagram o TikTok reduce la ansiedad y la depresión

Redes sociales

17/05/2022 - 19:42

¿Consultas TikTok o Instagram varias veces al día? ¿Te notas ansioso o deprimido después de usarlas? Es el momento de hacer una pausa...

El dilema de las redes sociales no termina nunca. Nos entretienen y nos conectan con gente, pero sus algoritmos que fomentan la adicción y el estar todo el día enganchados producen ansiedad, estrés, y sentimientos de inferioridad.

Hace una década pasábamos 90 minutos al día en redes sociales, pero ahora la media supera las dos horas diarias, según Stadista. En muchos casos, consumiendo contenido basura.

Teniendo en cuenta que la esperanza de vida en España ronda los 80 años, si una persona comienza a usar redes sociales a los 15 años, se pasará enganchado 6 años completos de su vida.

TikTok verificado

Consejos para conseguir la verificación en TikTok

El problema no es solo el tiempo que perdemos, sino los efectos que generan. Las continuas actualizaciones y notificaciones nos producen ansiedad y estrés. Las vidas perfectas y llenas de éxito y actividad que nos muestran las redes (en la mayoría de los casos, completamente falsas), nos producen complejo de inferioridad, y depresión.

Por suerte un estudio de la Universidad de Bath, en el Reino Unido, que nos llega vía Business Insider, concluye que solo se necesita pasar una semana sin Instagram o TikTok para reducir la ansiedad y la depresión.

Los investigadores repartieron en dos grupos a 154 personas de entre 18 y 72 años. Por un lado, los usuarios que no podrían usar las redes sociales, y por otro, los que seguirían con su actividad normal. 

Samsung Galaxy S22+, análisis y opinión

5 móviles Samsung que hemos probado últimamente y rinden a muy buen nivel

Usando un software de seguimiento de actividad, aunque lo tenían prohibido el grupo sin redes sociales llegó a usarlas una media de 3 minutos al día. En cambio, el grupo que no tenía límites las utilizó una media de una hora al día.

Una evaluación posterior certificó que el grupo sin redes sociales presentaba menos ansiedad y depresión. No solo se sentían más liberados por no recibir notificaciones constantes y no estar todo el día pendientes, sino que ganaban más de una hora al día que podían emplear en otras actividades lúdicas, o en cosas como hacer deporte, preparar la comida o limpiar la casa.

El estudio es interesante porque demuestra que no hay que hacer un gran esfuerzo para reducir los efectos negativos de las redes sociales: solo parar una semana.

El problema es que este tipo de aplicaciones no funcionan así. No están diseñadas para apartarlas una semana de vez en cuando. Sus algoritmos enlazan contenidos, fomentan las actualizaciones constantes y bombardean con contenido infinito y scroll continuo. Si estás una semana sin conectarte pierdes el hilo de conversaciones, temas y contenidos.

Y aunque redes como Instagram intentan maquillar este adicción con acciones tibias como añadir avisos del tipo "Tómate un descanso" cuando llevas mucho tiempo haciendo scroll, son acciones de marketing y lavado de cara, más que otra cosa.

Es un dilema al que muchos usuarios de Instagram, TikTok, Facebook y compañía tendrán que enfrentarse.

Y además