Skip to main content

El ex CEO de Google predice que Internet estará dividido en dos en 2028

Velocidad de Internet, ping y latencia
user

28/09/2018 - 08:27

Son muchas las predicciones acerca de cómo evolucionarán las tecnologías próximamente o cómo será un mundo plagado de hologramas y en el que Internet tendrá un peso cada vez más fundamental y decisivo. Expertos como Eric Schmidt, ex CEO del gigante Google, opinan que Internet experimentará una fragmentación durante la próxima década. El visionario compartió sus pensamientos en un evento privado en San Francisco convocado hace algunos días por la firma de inversión Village Global VC.

“Si nos fijamos en China, la escala de las empresas que se están construyendo, los servicios que se están construyendo o la riqueza que se está creando, es impresionante”. Así, Schmidt vaticina que el liderazgo en productos y servicios tecnológicos chinos corre el peligro de ir aparejado de un régimen de liderazgo diferente del gobierno, con censura y diversos controles en Internet. Ya existe el ejemplo de The Belt and Road,una iniciativa masiva de Pekín para aumentar la influencia política y económica de China conectando y facilitando todo tipo de comercio, incluido el digital, entre China y los países de Europa, África, Medio Oriente y Asia.

Las predicciones de Schmidt se circunscriben a un momento en que su sucesor en Google, Sundar Pichai, ha desatado una controversia sobre la estrategia de la compañía en China al desarrollar “Project Dragonfly”, una versión censurada de su motor de búsqueda que podría apaciguar a las autoridades en China y que llega 8 años después de que Google dejase de operar en el país asiático por negarse a censurar contenidos.

Google prepara un buscador censurado para conquistar China

El buscador censuraría contenidos según las exigencias impuestas desde Pekín, que bloquea cualquier crítica al gobierno; por lo que se eliminarían páginas web enteras y diversos términos de búsqueda sobre derechos humanos, democracia, religión y protesta política, como apunta The Intercept.

A raíz de ello, muchos usuarios consideran una cesión al Gobierno chino, mientras que en las últimas semanas, cientos de empleados de Google presionaron a Pichai para obtener más transparencia y firmaron una carta que decía que el proyecto plantea “problemas morales y éticos urgentes”.

En varios puntos de esta reunión privada, Schmidt instó a los empresarios a construir productos y servicios que no sean meramente adictivos, sino valiosos.También afirmó que demasiadas compañías se centran en el crecimiento de los ingresos a corto plazo y la satisfacción de los accionistas, en lugar de lo que es mejor para sus usuarios, la sociedad y la salud a largo plazo de sus empresas.

Ver ahora: