Skip to main content

Facebook ha pagado 550 millones de euros para resolver su última polémica

Mark Zuckerberg

Alberto R. Aguiar

27/08/2020 - 07:31

Facebook pagará 550 millones de euros para resolver una demanda con la que varios ciudadanos de Illinois (EEUU) reclamaban daños porque la red social almacenaba sus datos biométricos.

Un juzgado estadounidense ha aceptado un acuerdo judicial por el que Facebook pagará 650 millones de dólares —cerca de 550 millones de euros— después de que la red social fuese acusada de almacenar datos biométricos de sus usuarios.

El titular de un juzgado de California del Norte ha aceptado la oferta del gigante de la red social por el cual la compañía de Mark Zuckerberg se compromete a pagar esta cuantía. Así, resolverá una demanda que fue interpuesta hace cinco años por varios usuarios de la red social en el estado norteamericano de Illinois.

En la demanda que se presentó en 2015 se advertía que la red social había vulnerado una ley estatal que protege la privacidad de sus usuarios, al estar almacenando información biométrica de sus usuarios. En concreto, la que la plataforma reunía eran los rostros de los ciudadanos, porque así mejoraba su algoritmo con el que de la plataforma sugiere etiquetar a personas en fotos.

Illinois es uno de los estados de EEUU con las leyes de privacidad más restrictivas, según detallaba el Chicago Tribune en este artículo de 2018. Finalmente, fue un juzgado de California del Norte quien comenzó a dirimir el caso. Los abogados de los reclamantes ya advirtieron en mayo de este año que cada uno de los usuarios afectados podrían recibir hasta 300 dólares por parte de Facebook a modo de compensación y acuerdo extrajudicial.

En un primer momento, la red social de Zuckerberg propuso un pago de 550 millones de dólares. El pasado mes de julio, la firma mejoró su oferta hasta los 650 millones, que al cambio actual son 550 millones de euros. Ahora, según Bloomberg, el juez ha aceptado esa cantidad.

El juez comunicó este miércoles su autorización, que se ratificará en una vista que se celebrará el próximo 7 de enero.

Leer más: Clearview AI, la compañía de reconocimiento facial que ha robado millones de rostros de internet, acaba de ser denunciada por protección de datos en Europa

El reconocimiento facial sigue siendo fruto de polémica. Este 2020 varias compañías han anunciado que dejarán de ofrecer esta tecnología al menos a los cuerpos policiales como medida de presión para que se solucionen sus sesgos racistas y se efectúen detenciones en virtud de este tipo de sistemas tecnológicos. Microsoft, Amazon o IBM han sido algunas de las firmas que han anunciado que dejarán de ofrecer este tipo de soluciones, y empleados de Google han solicitado lo propio a su CEO.

En España, Mercadona anunció de forma sorpresiva que estaba instalando cámaras de reconocimiento facial en varios de sus supermercados con el propósito de evitar que accedan a sus tiendas personas que tengan una orden judicial de alejamiento del establecimiento o de algunos de sus trabajadores. Sin embargo, no se determinó cómo la cadena de tiendas iba a crear la base de datos con los rostros de las personas que iban a tener su acceso vetado. La AEPD inició una investigación.

Hace pocas semanas se supo también que la Guardia Civil planteaba probar esta tecnología para controlar el acceso a festivales de música como el Viñarock.

Este artículo fue publicado en Business Insider España por Alberto R. Aguiar.