Skip to main content

Forpheus, el robot que te ganaría jugando al ping pong

Forpheus

16/09/2019 - 20:33

En la época actual vivimos una relación de amor / odio con los robots. Nos ayudan en muchas cosas, pero al mismo tiempo los vemos como una amenaza para nuestros empleos. La compañía de robótica japonesa Omron explica que estamos en la primera de las tres etapas en nuestra relación con los robots. Ellos aspiran a alcanzar lo más rápidamente posible la tercera etapa: la armonía. Y por eso han construido a Forpheus, el robot que te enseña a jugar al Ping Pong.

En muchos gimnasios es habitual encontrar pequeños robots que lanzan la pelota de tenis o de ping pong aleatoriamente, para que el jugador la devuelva. Forpheus (Future OMRON Robotics Technology for Exploring Possibility of Harmonized aUtomation with Sinic Theoretics) no solo lanza pelotas, sino que realmente juega al tenis de mesa. Y es muy bueno. Devuelve los raquetazos, coloca la bola en diferentes posiciones de la mesa, y utiliza la inteligencia artificial para decidir dónde y cómo golpear, en función de la posición del jugador.

Puedes verlo jugando un partido real con jugadores de nivel, en este vídeo. ¿Existe alguien que pueda marcarle un tanto?:

Forpheus dispone de diferentes niveles de juego y puedes pedirle que haga cierto tipo de golpes, que golpee con más o menos fuerza, o que te ayude a entrenar ciertos ejercicios. Incluso ofrece consejos de juego.

Es un auténtico entrenador robot de tenis de mesa, tal como ha certificado el Libro Guinness de los Records, que lo ha reconocido como el primer robot entrenador de ping pong de la historia.

Forpheus utiliza un sistema de cámaras que detectan la posición de la pelota y del jugador. Algoritmos de inteligencia artificial analizan estos datos en tiempo real, para dedicir cómo golpearla. No siempre usa la misma táctica, con la intención de sorprender al jugador.

Ha sido fabricando por Omron, una compañía japonesa de robótica presente en 110 países (tiene un laboratorio tecnológico en Madrid) con más de 38.000 empleados.

Omron ha identificado tres fases en la relación entre los humanos y los robots. Actualmente nos hayamos en la fase uno, la más ingrata, en la que los robots sustituyen a los humanos en algunas tareas. Pero ya estamos comenzando la fase 2 en la que los robots y los humanos colaboran, cada uno realizando sus propias tareas, con un fin común. Desde la construcción de un coche a atender un comercio.

Omron aspira a llegar lo más pronto posible a la fase 3, que ellos llaman una relación de armonía. Los robots nos ayudarán a mejorar nuestras habilidades, nos harán mejores seres humanos, en diferentes aspectos. Forpheus, el robot que enseña a jugar al ping pong, persigue justamente eso: ayudarnos a mejorar de forma armoniosa y divertida. Y aunque su aspecto impresione un poco, la verdad es que lo consigue...