Skip to main content

Así funciona el próximo mini Rover autónomo que la NASA llevará a la Luna

NASA Mini Rover

05/11/2021 - 14:30

La NASA está realizando pruebas en su nuevo mini Rover, cuyo objetivo es llegar a la Luna para realizar nuevas investigaciones. Ahora han presentado un vídeo dónde se ve como funciona su sistema de desplazamiento.

En la próxima misión del programa Artemisa, la NASA va a enviar varios Rover a la Luna para seguir estudiando nuestro satélite. Al contrario que su hermano de Marte, que es casi como un coche de grande, estos mini Rover miden poco más que una caja de zapatos.

Antes de llevar a cabo el lanzamiento, el equipo de la NASA Jet Propulsion Laboratory (JPL) ha estado trabajando en el sistema de Exploración Cooperativa y Autónoma Distribuida Robóticamente (CADRE, en sus siglas en inglés), que permitiría a estas máquinas trabajar conjuntamente.

El objetivo tras este sistema es desplegar una serie de Rovers pequeños con un software que les daría información y la compartirían entre ellos para poder moverse mejor. Esta información pasa por crear mapeados 3D del entorno para que el resto de Rovers puedan pasar por esa zona más rápidamente.
Al hacerlo entre varias máquinas, serían más efectivos que si lo hiciese un solo aparato.

VIDEO

yt5s.com-CADRE of Mini Rovers Navigate Simulated Lunar Terrain _ NASA Glenn Research Center

JPL ha probado estos Rovers en miniatura en una superficie que emula la de la Luna para ver cómo se enfrentan al desplazamiento en zonas irregulares con cráteres, cuevas y rocas. En el vídeo se puede observar al aparato atravesando una zona con pendiente y pasa sobre una piedra con facilidad.

Alex Schepelmann, líder en robótica del Simulador de Operaciones Lunares (SLOPE) ha comentado que han probado el mini Rover para conocer el tamaño de las rocas lunares que podría sobrepasar. También han investigado el deslizamiento que puedan tener las ruedas, algo muy importante para conocer la situación real del aparato.

"Si las ruedas se deslizan, el Rover podría creer que está más lejos de los que realmente está", explica Schepelmann. Al no existir tecnología GPS en la Luna, el sistema CADRE usaría los datos de la inercia de las ruedas para conocer su posición. Este sistema se complementa con una cámara y un sensor solar.

El objetivo actual es enviar un mini Rover con CADRE a la Luna para mostrar cómo funciona la tecnología. Posteriormente se enviarían otros aparatos similares. Hay planes para enviar un VIPER, que mide lo que un carro de golf que tiene la tecnología CADRE y buscaría hielo en nuestro satélite a principios de 2023.

Existen otros vehículos de la NASA que se espera que se puedan llevar a la luna, como un buggy que sería pilotado por astronautas. Está programado su lanzamiento para el 2024, aunque es posible que este último proyecto se retrase.

Etiquetas:

#Tecnología, #luna, #nasa

Y además