Skip to main content

Así funciona el test low cost de COVID creado por un español con minas de lápiz

Investigadores

Microsoft

14/07/2021 - 13:14

Un investigador español ha desarrollado un método de detección para la COVID con un coste mínimo y que emplea minas de lápiz para ello. Lo hecho en un laboratorio de Filadelfia y la idea es realmente sorprendente.

La pandemia nos puso en una situación complicada a todas las personas y ha hecho que muchos gobiernos se den cuenta de la importancia de invertir en investigación. Si hemos avanzado en gran medida desde la situación inicial ha sido gracia al sector científico y sanitario, pero su labor todavía no ha terminado. Los días pasan y los avances no se detienen, el último que hemos conocido llega de la mano de un investigador gallego afincado en Filadelfia.

César de la Fuente saltó al panorama internacional a principios de año gracias a un test que desarrolló y que era capaz de detectar la COVID en cuatro minutos. La principal novedad de este tipo de test era su bajo coste, aunque también está que los resultados se conseguían utilizando un móvil. Esto era gracias a un detector externo que desarrolló y que se apoyaba en un chip receptor capaz de transformar la unión química de una proteína con el virus en una señal eléctrica.

Hoy, César de la Fuente vuelve a ser noticia y lo es gracias a otro gran avance. Ha creado un nuevo test que es capaz de utilizar minas de lápices para detectar la infección. Sigue con el mismo ideal del primer test, pues su coste es casi anecdótico: 1,26 euros al cambio. Lo mejor de todo esto es que la fiabilidad de la que habla es de un 100% en saliva.

En cuanto al funcionamiento, lo que se ha hecho es utilizar las minas de lápices para crear un transductor. A este elemento se ha añadido un vial de plástico para contener las muestras y la enzima ACE2. Esta enzima es la encargada de funcionar como un elemento de reconocimiento para asegurar que la detección viral sea medida de manera correcta.

Los resultados de la prueba están listos en seis minutos y medio. La sensibilidad, como ya hemos dicho, es del 100% en las muestras de saliva. En las muestras nasofaríngeas/orofaríngeas cuenta con menor sensibilidad, un 87%. Además, este tipo de test no es presa de los falsos positivos pues no reacciona con otros tipos de virus. También cuenta con una vida útil de hasta cinco días en el caso de estar conservada a 4 grados Celsius.

Esta temperatura es importante, pues la que se puede encontrar en la mayoría de las neveras de los hogares. César de la Fuente está creando este tipo de proyectos porque las pruebas rápidas actuales se centran en antígenos, los cuales no tienen la sensibilidad suficiente como para identificar de manera correcta a las personas que no presentan síntomas. Además, existe una necesidad latente de crear pruebas cuyos precios sean asequibles, tanto para países desarrollados como para los que están en vía de desarrollo.

Será interesante ver cómo en un futuro se aplican todas estas técnicas y proyectos para conseguir que la pandemia esté mucho más controlada. En la actualidad la vista está puesta en la vacunación que, siendo algo importante y necesario, se necesita también invertir en desarrollar métodos de detección.

Etiquetas:

#Tecnología, #Virus

Y además