Skip to main content

Google acaba con Schaft, desarrolladores de un avanzado robot bípedo

Schaft

16/11/2018 - 08:18

Las grandes compañías tecnológicas no están enfocadas en una sola cosa. Cuentan con diferentes divisiones para desarrollar tecnologías y proyectos distintos, y Google es una de las que toca varios palos. Sin embargo, parece que en la robótica no estaban siguiendo el camino adecuado, y Google acaba de matar a Schaft, la división que estaba creando un robot bípedo.

La IA es uno de los grandes intereses de Google, y también la robótica. En 2013 Google, mejor dicho Alphabet, la matriz de Google, se hizo con el control de Schaft, un equipo japonés muy poco conocido. El motivo de la compra es que estaban trabajando en un avanzado robot bípedo capaz de imitar movimientos de humanos.

Schaft, que nació en el laboratorio de robótica de Tokio, llegó a competir en el desafío de robótica de Darpa, ganando dicha competición y demostrando que su robot bípedo, con un sistema de ''piernas'' creado con huesos de metal, músculos y tendones, era fiable y preciso.

De hecho, eran tan avanzados que el equipo presumía de sus diseños, afirmando que sus robots eran diez veces más fuertes que los de la competencia. Esto fue lo que llevó a Alphabet a comprar ocho divisiones de robótica, siendo una de ellas la propia Schaft. Sí, Boston Dynamics, a quienes conocemos de sobra por sus robots inspirados en animales, también entraba en el pack.

Todo parecía, y parece, prometedor, pero el problema es que no hay compradores. Cuando Andy Rubin, que abandonó la compañía envuelto en un escándalo, compró las diferentes divisiones de robótica, Alphabet se marcó 2020 como año de comercialización de los robots, o de algunos de ellos.

Es decir, tenían pensado lanzar un robot orientado al consumidor antes de esa fecha, pero se acaba el tiempo y no parece que haya hueco para los robots humanoides entre nosotros. Aún.

El del equipo de Schaft estaba orientado a los hogares, como los que solemos ver en las películas de ciencia ficción, y ciertamente parece no encajar en el futuro más inmediato de Google.

Los robots con IA pueden desarrollar prejuicios entre ellos

Poco a poco, Alphabet se ha ido deshaciendo de los equipos de robótica, consiguiendo vender Boston Dynamics, pero no logrando lo mismo con Schaft. Por eso, han decidido cerrar la división y recolocar a los empleados en otras divisiones fuera y dentro de la propia Alphabet.

Eso sí, esto no significa que Alphabet no esté interesada en la robótica, pero ahora buscan desarrollar otras soluciones no humanoides, como brazos robóticos enfocados a la industria. Aún falta para que veamos robots caminando entre nosotros...

Ver ahora: