Skip to main content

Google ha estado obteniendo acceso a datos médicos de millones de pacientes en Estados Unidos

Smith & Nephew, médico, científica, ciencia, medicina

12/11/2019 - 09:07 | Actualizado 12/11/2019 - 19:48

La publicación The Wall Street Journal señala en un nuevo reportaje que Google ha conseguido acceso a millones de datos sanitarios de los estadounidenses. A pesar de no tener el consentimiento expreso de los pacientes, un gran número de empleados de Google tiene acceso a esos datos privados. 

El reportaje explica que la multinacional tecnológica ha llegado hasta esos datos gracias a la colaboración con la compañía Ascension, la segunda organización de atención médica más grande de Estados Unidos. Google estaría ayudando a esta compañía a mejorar sus sistemas informáticos y almacenamiento en la nube. 

Bajo el nombre de Project Nightingale, Google ha asegurado a Android Police que su labor se limita a potenciar la infraestructura de Ascension en la nube, llevar a cabo la integración de G Suite y proporcionar herramientas útiles para los médicos y enfermeras que trabajan con esta compañía.

El gigante tecnológico promete en su comunicado, que el tratamiento que están dando a los datos de los pacientes se adhieren a las estrictas reglas de privacidad de HIPAA. Esto significa que la información debe protegerse de ser divulgada a terceros más allá del sistema de datos en la nube de Ascension.

Es más, desde Google explican que el acuerdo que han firmado con Ascension prohíbe el uso de los datos para otro fin que no sea el de proporcionar los servicios que se recogen en la colaboración, y los datos de los pacientes no pueden combinarse con ningún otro dato de los recogidos por Google.

Sin embargo, en el reportaje de Wall Street Journal se calcula que hasta 150 empleados de Google podrían consultar ese gran fichero de datos personales como nombres, fechas de nacimiento, resultados de laboratorio, diagnósticos médicos, registros de hospitalización y otros datos.

Por otro lado, la revista Forbes explica cómo el sistema de búsqueda de datos e historial médico de cada paciente que ha creado Google para Ascension es de gran utilidad. De prosperar, este sistema de procesamiento y organización de datos podría expandirse por la atención médica de otros centros mejorando su eficiencia

El Big Data y la Inteligencia Artificial son de las principales tecnologías que cuentan con una gran proyección de futuro dentro del mercado sanitario donde el procesamiento de los datos puede facilitar en gran medida el trabajo del personal de un hospital, así como ayudar a prevenir enfermedades. 

No obstante, el uso y protección de los datos por parte de las compañías tecnológicas como Google preocupa para la privacidad de los ciudadanos. Se trata de compañías que ya cuentan con algunos escándalos a sus espaldas por culpa del uso que hacen de los datos personales de los usuarios. 

En este caso, la ley estadounidense permite la actuación de Google, algo que en Europa con la implantación del GDPR sería más cuestionable y que ya ha sometido a la compañía a varias multas millonarias. 

Más:

#actualizado

Ver ahora: