Skip to main content

Google prepara un algoritmo de búsqueda que entenderá cualquier frase, a pesar de su ortografía

busqueda google

Depositphotos

16/10/2020 - 08:54

Entre las novedades presentadas en el evento Search On que organizó ayer Google destaca una función muy útil para estos tiempos.

Ayer Google celebró el Search On en el que presentó algunos de los cambios que está haciendo en el motor de búsqueda e implementaciones a sus distintas aplicaciones. Aunque no se realizó lo que se puede considerar un gran anuncio, sí conocimos cuáles son los enfoques de la compañía y en qué trata de mejorar, algo especialmente importante para los que pasamos el día delante de la pantalla.

Google lo tiene claro, la inteligencia artificial y el aprendizaje automático serán sus mejores herramientas para contentar a los usuarios y mejorar sus resultados. Y va a utilizar ambos para tratar de descifrar qué significan aquellas búsquedas que parecen ininteligibles por todos sus fallos ortográficos.

Ya no será solo cuestión de ese nombre que no sabes escribir bien y Google entiende, como puede ser Arnold Schwarzenegger o Tchaikovsky, sino aquellas palabras de uso común mal escritas o frases que que están muy mal escritas.

Según The Verge, la nueva herramienta de revisión ortográfica que promete Google ayudará a identificar incluso las consultas con la ortografía más pobre. Porque aunque parezca algo superado, no lo es tanto como parece y los números que dieron ayer en la conferencia así lo demuestran.

No es solamente que 1 de cada 10 consultas tengan fallos ortográficos o estén mal escritas, es que el 15 % de las búsquedas que se realizan en Google cada día son nuevas, nunca vistas con anterioridad. Y eso exige un esfuerzo importante. Además hay que sumar que nuestra concentración a la hora de escribir es mucho menor porque cada vez se hacen más búsquedas con el móvil, donde se controla menos la ortografía o apenas se corrige.

Para poder enfocar este reto, desde Google se ha preparado un nuevo algoritmo enfocado a la ortografía que contará con el impulso de una red neuronal con 680 millones de parámetros que se ejecuta en menos de 3 milisegundos. Unas cifras que marean.

En todo caso, queda claro que uno de los principales esfuerzos de Google sigue siendo el acercarse a los usuarios y entender qué están diciendo exactamente, por muy difícil que se lo ponga la ortografía que se tenga o la rapidez con la que haya escrito. Sin duda, algo que vendrá bien a todos.