Skip to main content

Google toma nota de Apple y demanda a Epic Games por los pagos en Fortnite

Fortnite

14/10/2021 - 11:15

Mientras que continúa el enfrentamiento judicial entre Apple y Epic Games, Google se une a la polémica con su propia demanda.

Desde hace meses que estamos siguiendo el enfrentamiento que apartó a juegos como Fortnite de la mayoría de móviles. Tal como explicamos, en todo este proceso Epic Games acusó a Apple de monopolio debido a que solo se podían realizar compras utilizando sus sistemas de pago que se llevan una comisión de entre un 15 % y 30 %.

El mes pasado Epic Games ganó parte del juicio y se dictaminó que Apple tendría que ofrecer otros sistemas de pago en las aplicaciones de su tienda, pero hace unos días la compañía de Tim Cook apeló y podría retrasar varios años los cambios en la App Store. 

Pero también se informó que Epic Games debería pagar a Apple el "equivalente al 30% de los 12.167,719 dólares en ingresos que Epic Games recaudó de los usuarios en la aplicación Fortnite en iOS a través de Epic Direct Payment (...), más el 30% de dichos ingresos que Epic Games recaudó desde el 1 de noviembre de 2020 hasta la fecha del fallo".

Mientras ha estado ocurriendo todo esto, en Google no se han quedado quietos y han demandado también a Epic Games bajo la afirmación de que están quebrantando su contrato con Google Play.

Según informan en Ars Technica, Google cree que Epic Games ha obviado el Acuerdo de Distribución de Desarrolladores (DDA) de Google Play y ha estado ofreciendo métodos de pago propios en las compras a través de Fortnite. Algo por lo que merecen una compensación.

Parece que en Google han visto que tienen derecho a una cuantía económica como la que ha recibido Apple y van a tratar de conseguirla. Además, como Google Play no tiene la misma exclusividad que App Store en los iPhone, saben que no van a tener que reformular sus plataformas.

Malas noticias para Epic Games, empresa que no solo seguirá su enfrentamiento con Apple, ahora también tiene a Google enfrente, y con un precedente que además juega en su contra.