Skip to main content

El gran problema de Google: su CEO envía un email criticando las filtraciones... y se filtra a la prensa

Sundar Pichai
Sam Chuchill / Flickr -

Creative Commons

17/11/2019 - 17:57

Google tiene sobre la mesa varios problemas graves sin resolver. Uno de los más preocupantes, es el de las filtraciones. Y está lejos de solucionarse: el CEO de la compañía, Sundar Pichai, ha enviado este fin de semana un email criticando las filtraciones en la empresa... que se ha filtrado a la prensa. ¿Es un problema de infidelidad, o es una forma de protesta de unos empleados que no están de acuerdo con las últimas decisiones polémicas del gigante de Internet?

Google anunció hace unas semanas sus moviles Pixel 4, pero pudo ahorrarse el evento porque días antes ya se habían filtrado fotos, vídeos, y todas las especificaciones. Y lo mismo ocurrió con sus dispositivos Google Home y similares. Las filtraciones ocurren en todas las empresas, pero parece que en Google son más graves que en la competencia.

El problema es que no se producen solo a nivel de productos, sino también a nivel de política de empresa: se filtran los contenidos de las reuniones semanales, los TGIF meetings. TGIF es un acrónimo que significa Thanks God is Friday, Gracias a Dios es Viernes, ya que las reuniones se celebran ese día.

Este fin de semana Sundar Pichai ha enviado un email a todos los empleados de Google criticando las filtraciones... y el email se ha filtrado a la prensa. Puedes leerlo aquí. En él asegura que es difícil mantener la privacidad en una empresa de más de 100.000 empleados. Así que han decidido cancelar las reuniones semanales, a las que toda la plantilla podía acudir (de forma presencial o a través de Internet).

A partir de ahora las reuniones serán mensuales, y solo tocarán temas "enfocados a los negocios y la estrategia empresarial". No obstante también se celebrarán "de forma periódica", pero sin especificar plazos, reuniones de carácter social.

Se puede pensar que las filtraciones de las reuniones es obra de empleados infieles y poco profesionales, pero la realidad es que en los últimos tiempos algunas decisiones polémicas de la empresa no han gustado a muchos empleados, y las filtraciones son su forma de protestar.

Temas como las escuchas a través del Asistente de Google, las acusaciones de conducta sexual inapropiada por parte de algunos empleados, la decisión de aceptar la censura del buscador de Google en China para no perder el mercado, o la cesión de tecnología de Inteligencia Artificial al Pentágono con fines militares, no gustan a muchos empleados. Así que filtran a la prensa las reuniones para generar debate.

Google no lo tendrá fácil para frenar estas filtraciones, al menos mientras sus decisiones vayan en contra de la opinión de sus empleados...